Kingston lanza una memoria flash USB de capacidad récord: 256 GB

  • Según el fabricante, es el dispositivo portátil con mayor capacidad en el mercado de esas características
DataTraveler 300 de Kingston
DataTraveler 300 de Kingston
Alvy / Microsiervos
Alvy / Microsiervos

No es precisamente barata (unos 650 euros) pero si se trata de disponer del máximo de capacidad en un formato reducido, el DataTraveler 300 es el compañero adecuado. Se trata de una memoria flash USB de 256 gigabytes fabricada por Kingston. Con una capacidad incluso superior a la de los discos duros de algunos portátiles y un peso de unos pocos gramos es un buen complemento para quienes tengan que transportar miles de fotos, vídeos o cualquier otro tipo de datos "e;masivos"e; de un lugar a otro.

En su aspecto exterior se ha incluido un pequeño botón que sirve para esconder o hacer aparecer el conector USB. Ofrece una transferencia de datos de hasta 20 MB por segundo en lectura y 10 MB por segundo en escritura. Incluye además un software de seguridad llamado Password Traveler para Windows y está preparada para el sistema Windows ReadyBoost que permite acelerar el arranque del ordenador y otras tareas. Funciona tanto en ordenadores con Windows como en Mac OS X y Linux.

Este tipo de unidades de memoria rápida –al igual que las SSD o unidades de estado sólidas– compiten (aunque todavía no en velocidad), con los discos duros convencionales. Entre otras cosas, gracias a su gran capacidad pueden usarse para llevar "e;el ordenador en un pincho USB"e;, donde se instale el sistema operativo, algunas aplicaciones y todos los datos personales, sin tener que utilizar prácticamente para nada el disco duro del ordenador, que bien puede ser un equipo prestado. Estas unidades externas también las utilizan fotógrafos y aficionados al vídeo que pueden almacenar en ellas sus trabajos durante largos viajes con la ventaja de que son más resistentes a los golpes que los discos duros convencionales de similar capacidad.

Mostrar comentarios