Hubble descubre un objeto único en el espacio: un asteroide doble, el 288P

"288P debe de haber roto hace apenas más de 5000 años", dice Jessica Agarwal, una de las investigadoras del Instituto Max Planck que ha publicado la revista Nature.

Los astrónomos han descubierto un nuevo tipo de objeto en nuestro sistema solar: un asteroide binario activo que puede dar claves sobre la generación y la evolución del cosmos. 

Imagen capatada por Hubble

Un nuevo elemento va a dar vida a los creyentes de extraterrestres, ovnis... Los astrónomos han descubierto un nuevo tipo de objeto en nuestro sistema solar: un asteroide binario activo. El nombre, como casi siempre, deja frío. Se llama Cuerpo 288P, pero su imagen es espectacular, magnética. Su composición también asombra a los expertos porque es el primer híbrido conocido de dos raros tipos de asteroides: uno binario formado por dos rocas que orbitan entre sí y un asteroide activo que actúa más como un cometa, dejando un rastro de gas y polvo en su estela. El espectáculo a la vista es grandioso y demuestra que el cosmos no deja de sorprendernos.

Tradicionalmente, la línea entre asteroides y cometas era bastante clara: los asteroides son trozos de roca y metal, mientras que los cometas son más helados, por lo que suelen dejar a su paso una cola de vapor cuando el Sol los calienta. Pero cuanto más estudian los expertos estos objetos, más se borra la línea. Los asteroides activos levantan nubes de polvo y gas, dándoles la apariencia de cometas, pero estos son raros. Solo se conocen 20 casos hasta el momento. Cuando orbitan dentro del cinturón de asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter, estos objetos se llaman cometas de cinturón principal.

El cuerpo 288P fue descubierto en 2011, y las imágenes capturadas por el Telescopio Hubble indicaban que estaba activo, pero hasta septiembre de 2016 no se pudo captar una imagen nítida del mismo porque estaba demasiado alejado de la Tierra.

En esa fecha, el asteroide estaba en su acercamiento más cercano al Sol (pasó a 200 millones de kilómetros de la Tierra), los astrónomos del Instituto Max Planck utilizaron el Hubble para mirar más de cerca. Y ahí fue cuando quedó claro que estaba compuesto de no una, sino dos piezas separadas. Esto hace que 288P sea el primer cometa binario del cinturón principal.

Los extensos análisis de los datos revelan ahora un cuerpo único en muchos aspectos. Las dos piezas individuales que componen 288P son cada uno de aproximadamente un kilómetro de diámetro. Las simulaciones revelan que los dos componentes son inusualmente distantes entre sí: actúan entre sí en una órbita altamente elíptica con una magnitud de alrededor de 100 kilómetros.

El hecho de que el cuerpo siempre se activa cuando se acerca al Sol también indica que los gases expuestos y sublimadores impulsan su actividad. "288P debe de haber roto hace apenas más de 5000 años", dice Jessica Agarwal, una de las investigadoras del Instituto Max Planck que ha publicado la revista Nature.

Señala la investigadora en un documento escrito en la página web del mismo Instituto que "de lo contrario, los gases se habrían disipado completamente hace mucho tiempo, debido a la proximidad relativa del cinturón de asteroides con el Sol".

¿Por qué es tan importante este descubrimiento? La realidad es que cuerpos como el 288P pueden ayudar a los investigadores a entender cómo funciona nuestro cosmos, cómo se desarrolló y ha seguido evolucionando. Nadie sabe a ciencia cierta si este asteroide es un caso único y hay más en un cosmos del que conocemos solo una infinitésima parte.

Ahora en portada

Comentarios