'Life is Strange' o cómo el videojuego más sencillo te puede hacer llorar

  • Se puso a la venta el pasado 22 de enero y recopila en formato físico todos los episodios de 'Life is Strange' además de algunos contenidos extra.
  • El juego se centra en la narrativa y en la toma de decisiones para contar una historia de viajes en el tiempo, problemas adolescentes y algún tema sobrenatural con la amistad por encima de todo.
Life is Strange
Life is Strange

Hay muchos tipos de videojuegos, los hay de acción, de aventuras, de miedo... pero, a veces, tras todos esos títulos de grandes presupuestos y ganancias millonarias, aparece un título que solo pretende transmitir, hacernos sentir. Dentro de estos últimos, posiblemente los más extravagantes y desconocidos por el público menos conocedor de la materia, se encuentra 'Life is Strange', la última creación del estudio parisino Dontnod Entertainment, artifices del algo desapercibido y polémico 'Remember Me'.

El primer episodio se lanzó en formato descargable el 30 de enero de 2015 y demostró ser un juego con una personalidad propia, hecho con mucho mimo. Tuvimos que esperar hasta el 24 de marzo para poder jugar a su segundo episodio, el 19 de mayo salió el tercero, el cuarto, el 28 de julio, y la conclusión de la historia llegó el 20 de octubre, con un final algo precipitado y que no terminó de convencer.

El juego ha ido ganando cada vez más seguidores y se convirtió en uno de los títulos mejor valorados del pasado año, por eso, el 22 de enero,Square Enix lanzó en las tiendas 'Life is Strange Limited Edition', la edición definitiva con todos los episodios en formato físico, con subtítulos en castellano (recordemos que originalmente tanto textos como doblaje estaban en inglés), comentarios del director, un libro de arte de 32 páginas y su banda sonora. En lainformacion.com lo hemos jugado, y con motivo de su éxito y de que justo hoy cumple su primer año, pasamos a desgranar los motivos por los que lo han hecho grande.

La nueva propuesta del estudio galo se desmarcó totalmente de su anterior juego, aunque conserva algo de su esencia -de nuevo, una mujer de protagonista- y su identidad visual.En esta ocasión el estudio apuesta por un título centrado totalmente en la narrativa, con unos personajes bien construidos, con los que es fácil sentir empatía, y en un sistema de juego que mezcla exploración de entornos, conversaciones y algún que otro puzle.

Podríamos definirlo de un modo breve como una mezcla entre 'Heavy Rain' y las aventuras gráficas de Telltale Games ('The Walking Dead', 'The Wolf Among Us'...), aunque sería algo injusto al tratarse de un juego único y con una personalidad tan marcada. Cuenta con un potente guión y mucha toma de decisiones, pero se aleja de esos proyectos más ambiciosos.El efecto mariposa

El juego basa toda su propuesta en el llamado 'efecto mariposa'. Como jugadores, nosotros tendremos un gran número de decisiones por tomar, algunas con efectos a corto plazo y otras que cambiarán el devenir de la historia a largo plazo.

La mariposa que con su aleteo puede provocar un huracán al otro lado del mundo es la base de todo Life is Strange, y esto se aprecia muy bien a lo largo de todo el desarrollo. Es algo que hemos visto en otros juegos del estilo, pero la nueva obra de Dontnod tiene un nuevo y original elemento, la capacidad de Max, nuestra protagonista, de hacer retroceder el tiempo.

Esta habilidad nos permite, entre otras cosas, tomar una decisión y si no nos gusta el resultado volver atrás para tomar otra diferente, del mismo modo, que si no nos gusta el nuevo resultado, siempre podemos volver atrás de nuevo para volver a tomar la decisión anterior. En el episodio 1 podemos ver algunas consecuencias menores de algunas decisiones, pero no será hasta los episodios más avanzados donde conoceremos las verdaderas consecuencias de nuestros actos, llevándonos a situaciones perfectamente ejecutadas y bien llevadas.

En el desarrollo también hay algunos puzles, con una dificultad bastante baja en general. Este podría ser uno de los pocos peros de esta aventura que se centra, sobre todo, en hacernos caminar por los escenarios e interactuar con los diferentes elementos y personajes. Es una aventura gráfica, y como tal aquí no encontraremos disparos, ni saltos imposibles desde un acantilado, sino la posibilidad de fijarnos en pequeños detalles, fotos (nuestra protagonista quiere ser fotógrafa, y como tal va siempre con la cámara bajo el brazo) e interactuar con todos los elementos que pueblan los decorados.

Los diálogos, sin embargo, son brillantes y están realmente bien realizados, son profundos y son perfectamente claros a la hora de decidir que contestar a un determinado personaje, con varias opciones resumidas en pocas palabras, cada una asignada a un botón. Al elegir una, una mariposa aparece algunas veces dejándonos claro que la decisión que acabamos de tomar tendrá sus consecuencias (muy al estilo del 'Clementine recordará esto'). La labor de doblaje es impresionante, con voces solo en inglés y los textos en castellano.

El título que nos ocupa no es convencional, y no gustará a todo el mundo. Tiene una historia y un ritmo lento, pero muy profundo, personal y reflexivo. Si se mira más allá de los clichés -la animadora guapa que nos tiene manía, el matón líder del equipo de fútbol, el niño de papá que cree que nadie le puede tocar- la aventura conecta contigo y se disfruta mucho.Apartado técnico y artístico

Técnicamente el juego no destaca, cuenta con unas animaciones faciales y unas texturas en ropa o superficies que en ocasiones recuerdan a los tiempos de PS2, pero eso no hace desmerecer el producto que visualmente ofrece mucho más.

La calidad artística esta a un nivel muy alto, con un apartado visual hecho a mano. Los colores están muy bien utilizados, es un juego muy colorido, vivo, con un omnipresente naranja que representa el otoño y la calidez del lugar, que no le podría sentar mejor, y la iluminación destaca en muchas de las zonas, tanto interiores como exteriores.

La banda sonora raya la perfección con temas generalmente acústicos, muy en la línea de lo propuesto en el magistral 'The Last of Us', con acordes sencillos, personales y minimalistas que representan perfectamente las emociones, las preocupaciones o los intereses de
los personajes. A veces se nos da la posibilidad de sentarnos en un banco, un muro o nuestra cama a escuchar las reflexiones de nuestra protagonista, en unas escenas puramente contemplativas, que duran todo lo que nosotros queramos mientras suenan esas melodías mágicas.Conclusión

La vida es extraña, y este juego, también. El poder de rebobinar y cambiar nuestras acciones ha dado a Dontnod la oportunidad de crear una aventura gráfica algo tradicional, con una causa-efecto muy bien realizada, pero llevada a un nivel nunca visto gracias a dicho poder. Está lleno de personalidad visual y cuenta con personajes carismáticos y fácilmente empatizables. Dadle una oportunidad también a su banda sonora, os sorprenderá. Los puzles estan algo desaprovechados y el final parece un tanto precipitado e irregular, pero a nada que te gusten los juegos con alma y que tengan algo que decir, este equipo francés ha creado uno que tiene mucho que decirte.

Hay muchos tipos de videojuegos, los hay de acción, de aventuras, de miedo... pero, a veces, tras todos esos títulos de grandes presupuestos y ganancias millonarias, aparece un título que solo pretende transmitir, hacernos sentir. Dentro de estos últimos, posiblemente los más extravagantes y desconocidos por el público menos conocedor de la materia, se encuentra 'Life is Strange', la última creación del estudio parisino Dontnod Entertainment, artifices del algo desapercibido y polémico 'Remember Me'.

El primer episodio se lanzó en formato descargable el 30 de enero de 2015 y demostró ser un juego con una personalidad propia, hecho con mucho mimo. Tuvimos que esperar hasta el 24 de marzo para poder jugar a su segundo episodio, el 19 de mayo salió el tercero, el cuarto, el 28 de julio, y la conclusión de la historia llegó el 20 de octubre, con un final algo precipitado y que no terminó de convencer.

El juego ha ido ganando cada vez más seguidores y se convirtió en uno de los títulos mejor valorados del pasado año, por eso, el 22 de enero,Square Enix lanzó en las tiendas 'Life is Strange Limited Edition', la edición definitiva con todos los episodios en formato físico, con subtítulos en castellano (recordemos que originalmente tanto textos como doblaje estaban en inglés), comentarios del director, un libro de arte de 32 páginas y su banda sonora. En lainformacion.com lo hemos jugado, y con motivo de su éxito y de que justo hoy cumple su primer año, pasamos a desgranar los motivos por los que lo han hecho grande.

La nueva propuesta del estudio galo se desmarcó totalmente de su anterior juego, aunque conserva algo de su esencia -de nuevo, una mujer de protagonista- y su identidad visual.En esta ocasión el estudio apuesta por un título centrado totalmente en la narrativa, con unos personajes bien construidos, con los que es fácil sentir empatía, y en un sistema de juego que mezcla exploración de entornos, conversaciones y algún que otro puzle.

Podríamos definirlo de un modo breve como una mezcla entre 'Heavy Rain' y las aventuras gráficas de Telltale Games ('The Walking Dead', 'The Wolf Among Us'...), aunque sería algo injusto al tratarse de un juego único y con una personalidad tan marcada. Cuenta con un potente guión y mucha toma de decisiones, pero se aleja de esos proyectos más ambiciosos.El efecto mariposa

El juego basa toda su propuesta en el llamado 'efecto mariposa'. Como jugadores, nosotros tendremos un gran número de decisiones por tomar, algunas con efectos a corto plazo y otras que cambiarán el devenir de la historia a largo plazo.

La mariposa que con su aleteo puede provocar un huracán al otro lado del mundo es la base de todo Life is Strange, y esto se aprecia muy bien a lo largo de todo el desarrollo. Es algo que hemos visto en otros juegos del estilo, pero la nueva obra de Dontnod tiene un nuevo y original elemento, la capacidad de Max, nuestra protagonista, de hacer retroceder el tiempo.

Esta habilidad nos permite, entre otras cosas, tomar una decisión y si no nos gusta el resultado volver atrás para tomar otra diferente, del mismo modo, que si no nos gusta el nuevo resultado, siempre podemos volver atrás de nuevo para volver a tomar la decisión anterior. En el episodio 1 podemos ver algunas consecuencias menores de algunas decisiones, pero no será hasta los episodios más avanzados donde conoceremos las verdaderas consecuencias de nuestros actos, llevándonos a situaciones perfectamente ejecutadas y bien llevadas.

En el desarrollo también hay algunos puzles, con una dificultad bastante baja en general. Este podría ser uno de los pocos peros de esta aventura que se centra, sobre todo, en hacernos caminar por los escenarios e interactuar con los diferentes elementos y personajes. Es una aventura gráfica, y como tal aquí no encontraremos disparos, ni saltos imposibles desde un acantilado, sino la posibilidad de fijarnos en pequeños detalles, fotos (nuestra protagonista quiere ser fotógrafa, y como tal va siempre con la cámara bajo el brazo) e interactuar con todos los elementos que pueblan los decorados.

Los diálogos, sin embargo, son brillantes y están realmente bien realizados, son profundos y son perfectamente claros a la hora de decidir que contestar a un determinado personaje, con varias opciones resumidas en pocas palabras, cada una asignada a un botón. Al elegir una, una mariposa aparece algunas veces dejándonos claro que la decisión que acabamos de tomar tendrá sus consecuencias (muy al estilo del 'Clementine recordará esto'). La labor de doblaje es impresionante, con voces solo en inglés y los textos en castellano.

El título que nos ocupa no es convencional, y no gustará a todo el mundo. Tiene una historia y un ritmo lento, pero muy profundo, personal y reflexivo. Si se mira más allá de los clichés -la animadora guapa que nos tiene manía, el matón líder del equipo de fútbol, el niño de papá que cree que nadie le puede tocar- la aventura conecta contigo y se disfruta mucho.Apartado técnico y artístico

Técnicamente el juego no destaca, cuenta con unas animaciones faciales y unas texturas en ropa o superficies que en ocasiones recuerdan a los tiempos de PS2, pero eso no hace desmerecer el producto que visualmente ofrece mucho más.

La calidad artística esta a un nivel muy alto, con un apartado visual hecho a mano. Los colores están muy bien utilizados, es un juego muy colorido, vivo, con un omnipresente naranja que representa el otoño y la calidez del lugar, que no le podría sentar mejor, y la iluminación destaca en muchas de las zonas, tanto interiores como exteriores.

La banda sonora raya la perfección con temas generalmente acústicos, muy en la línea de lo propuesto en el magistral 'The Last of Us', con acordes sencillos, personales y minimalistas que representan perfectamente las emociones, las preocupaciones o los intereses de
los personajes. A veces se nos da la posibilidad de sentarnos en un banco, un muro o nuestra cama a escuchar las reflexiones de nuestra protagonista, en unas escenas puramente contemplativas, que duran todo lo que nosotros queramos mientras suenan esas melodías mágicas.Conclusión

La vida es extraña, y este juego, también. El poder de rebobinar y cambiar nuestras acciones ha dado a Dontnod la oportunidad de crear una aventura gráfica algo tradicional, con una causa-efecto muy bien realizada, pero llevada a un nivel nunca visto gracias a dicho poder. Está lleno de personalidad visual y cuenta con personajes carismáticos y fácilmente empatizables. Dadle una oportunidad también a su banda sonora, os sorprenderá. Los puzles estan algo desaprovechados y el final parece un tanto precipitado e irregular, pero a nada que te gusten los juegos con alma y que tengan algo que decir, este equipo francés ha creado uno que tiene mucho que decirte.

Ahora en portada

Comentarios