No saben por qué se ha producido

Un agujero gigante aparece en la Antártida y desconcierta a los científicos

El espacio creado, de 257 kilómetros de ancho, ha dado lugar a un mar en el corazón de la Antártida.

Bloques de hielo se deshacen en la Antártida.
Bloques de hielo se deshacen en la Antártida. / Pixabay.com.

El cambio climático está produciendo un deshielo progresivo en la Antártida. Bloques de hielo se desprenden del continente paulatinamente haciendo saltar las alarmas de los científicos, pero al menos saben cuál es la causa, un hecho que se desconoce en referencia a la aparición de un agujero gigante en el centro del continente.

Las imágenes de la NASA han detectado el extraño fenómeno, que con 257 kilómetros de ancho, ha creado un mar en el corazón de la Antártida.

A pesar de que sus causas son inciertas, no es la primera vez que una 'polynia' deshace el polo. La más conocida tuvo lugar en 1974 y se bautizó como la 'polynia Wedell', por situarse en el Mar Wedell, próximo a Nueva Zelanda. El agujero surgió durante tres inviernos consecutivos.

Se trata de un agujero enorme. "Parece como si se hubiese perforado de un puñetazo directamente el hielo", explica el físico atmosférico Kent Moore al portal 'Vice'. 

A estos boquetes de hielo se les conoce como 'polynia', y son habituales en los bordes de la Antártida, pero no en su zona central. “Está a cientos de kilómetros del borde del hielo. Si no tuviésemos un satélite, no hubiéramos sabido que estaba ahí", indica Moore.

¿Cómo se forman las 'polynias'

El término 'polynia' nace en el siglo XIX, cuando los exploradores polares lo adoptaron para describir porciones de mar creadas entre bloques de hielo.

Existen dos tipos de 'polynias' en función de su proceso de formación. En primer lugar, la 'polynia' sensible al calor, que tiene lugar cuando el agua con más temperatura se acumula en la superficie o por encima del punto de congelación, teniendo como consecuencia el deshielo.

En segundo lugar, la 'polynia' latente, que tiene su origen en la acción del viento y las corrientes oceánicas causantes de destrozar las placas congeladas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios