Avance histórico en la lucha contra el cáncer

Una prueba puede evitar la quimioterapia en miles de mujeres con cáncer de mama

El estudio Tailorx presentado en Estados Unidos establece que gracias a un test genómico el 70% de las mujeres no se sometería a la quimioterapia.

Fotografía del símbolo contra el cáncer de mama.
Un nuevo avance en la lucha contra el cáncer de mama.

El cáncer de mama y las nuevas opciones de tratamiento que pueden incluso evitar la quimioterapia a gran parte de las mujeres afectadas por un tipo de cáncer común si se detecta pronto, fueron tratados en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Oncología Médica (ASCO).

La cita oncológica más importante del mundo también conoció nuevos estudios sobre el aumento de la supervivencia en un tipo raro de cáncer infantil o sobre terapias para pacientes con cáncer de vejiga metastásico.

Evitar la quimioterapia y sus efectos secundarios, pero logrando excelentes resultados a largo plazo en el tratamiento del cáncer de mama es el escenario que plantea un ensayo clínico presentado a los especialistas.

El ensayo en fase III -que evalúa la eficacia y seguridad del tratamiento, con una muestra amplia de pacientes- y denominado Tailorx, señala que siete de cada diez enfermas con tumores de mama hormonopositivos, HER2 negativo y ganglios negativos, en fase inicial no necesitan recibir quimioterapia tras la cirugía.

Los datos proporcionan tranquilidad a los médicos y pacientes que pueden usar la información genómica para tomar mejores decisiones de tratamiento en mujeres con cáncer de mama en etapa inicial, destacó el oncólogo de esta asociación Harold Burstein.

El oncólogo del madrileño Hospital Ramón y Cajal, Javier Cortés, explicó a Efe que las pacientes que tienen un riesgo intermedio, "en principio", no van a necesitar tratamiento con quimioterapia con porcentajes de curación muy parecidos.

Bastará con tratamiento hormonal

El estudio 'Trial Assigning Individualised Options for Treatment (Tailorx)' se basó en separar a través de pruebas genéticas, las mujeres que tenían más probabilidades de volver a tener cáncer en un plazo de 10 años de las que tenían menos probabilidades.

“Separando a estos pacientes de cáncer de mama y encontrando que solo aquellas con el riesgo más alto de padecerlo necesitan quimioterapia según la genética de sus tumores, Tailorx tiene el potencial de asegurar un tratamiento más 'gentil' sin comprometer su efectividad”, explica Arnie Purushottam, médico en la asociación Cancer Research de Reino Unido.

En el estudio se analizó la situación de 10.000 mujeres de entre 18 y 75 años. Cada una se sometió a una prueba Oncotype DX, un tipo de biopsia que analiza la actividad de un grupo de genes que puede influir en el modo en que el cáncer va a comportarse y a responder al tratamiento. El test asignó a cada mujer un resultado de 0 a 100 basado en la probabilidad de que el cáncer volviese a aparecer.

Las que obtuvieron un resultado de 0-10, no se beneficiaban de la quimioterapia. Con más de 26 puntos sí se beneficiaban, y las de entre 11 y 25 necesitaban ser evaluadas. Este grupo fue el mayoritario, representando el 69% de la muestra.

Las más de 6.000 mujeres con puntuación 11-25 fueron sometidas bien a una terapia hormonal (también conocida como terapia de endocrino), bien a una terapia hormonal combinada con quimioterapia. Dependiendo de la edad de la paciente, las mujeres que recibieron solo la terapia hormonal no obtuvieron peores resultados que aquellas que también recibieron quimioterapia.

En conclusión, las mujeres de más de 50 años con un resultado entre 0-25 no precisan de quimioterapia, mientras que las menores de 50 con un resultado de 0-15 también la pueden evitar. Dicho de otra manera, el 70% de las mujeres diagnosticadas con tumores de mama hormonopositivos, HER2 negativo y ganglios negativos en fase inicial, evitarán la quimioterapia y sus efectos negativos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios