Ofensiva sindical para que la publicidad vuelva a financiar Televisión Española

El Congreso elaborará en breve el nuevo Mandato Marco y el sindicato está presionando para cambiar el modelo actual, lo que implicaría el regreso de los anuncios.

TVE no emite publicidad desde 2010 tras la Ley de Financiación aprobada por Zapatero, pero no ha recibido las ayudas previstas por las políticas de austeridad del Gobierno.

Edificio de RTVE en Madrid

Desde que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero aprobara la Ley de Financiación que se puso en marcha el 1 de enero de 2010 y eliminara la publicidad de la televisión pública estatal, esta cerró todos sus ejercicios en negativo salvo el de 2016. La deuda financiera de RTVE asciende a 46 millones de euros y la vuelta de la publicidad para que sea rentable a medio y largo plazo planea desde hace unos años. 

El modelo vigente de la financiación de RTVE está basado en ingresos por vía, casi exclusiva, de fondos públicos. Pero los recortes del Gobierno han afectado en los últimos años a las ayudas y los Presupuestos Generales del Estado de 2017 contemplaron una subvención directa a la corporación pública idéntica a la del año pasado: 342,87 millones de euros. Esto ha supuesto que el presupuesto de la televisión pública para 2017 haya sido de 972,8 millones de euros, 1,1 millones inferior al del ejercicio 2016. 

RTVE espera ingresar este año 44,90 millones por la venta de sus programas a otras televisiones, así como por patrocinios deportivos y culturales. Además, cuentan con la cantidad que aportan las telecos y las televisiones privadas, que son el 3% de sus ingresos brutos. Por último, también recibe financiación de la tasa radioléctrica. 

Un modelo que no ha dado resultado y que la CNMC criticó con dureza en julio de 2016 porque no permite a RTVE mantener la estabilidad económica necesaria que necesita para cumplir con sus objetivos con la sociedad. Por ello apoyaban la vuelta de la publicidad, o al menos que la ley cambiara para que aumentaran sus ingresos mediante patrocinios. Un nuevo Mandato Marco

El Congreso de los Diputados tendrá que elaborar en breve el nuevo Mandato Marco y por ello los sindicatos junto a otras entidades de anunciantes y colectivos entregarán a todos los grupos parlamentarios un plan estratégico con la intención de cambiar el sistema. De ser aprobado conllevaría el regreso paulatino de la publicidad a la televisión pública.

Según ese planteamiento, el presupuesto mínimo exigible para que la Corporación tenga capacidad de planificación estratégica es de 1.200 millones de euros. De esa cantidad, el 60% lo aportaría el Estado, algo que oxigenaría las arcas del país, pero que pondría en pie de guerra a las cadenas privadas.

Para compensar la supresión de estos ingresos, siempre según este plan de financiación, RTVE regresaría al mercado publicitario con limitaciones semejantes a las del modelo francés. El restante 40% de los ingresos los aportarían los anunciantes, pero con unas limitaciones para no corromper el mercado publicitario. Lo harían con un sistema parecido al francés en el que no existe la publicidad entre las 20:00 horas y las 06:00 de la mañana. Además, incorporarían anuncios en la página web, publicidad por países en la señal internacional y un proyecto revolucionario: un servicio de pago por suscripción fuera del territorio nacional para el visionado de canales y contenidos.Impacto en el duopolio

Lo que en el presente es inviable es que RTVE vuelva a ingresar 500 millones de euros en publicidad, cifras que alcanzó antes de 2009. Además, con la integracion de múltiplex por parte de Atresmedia y Mediaset, estas dos compañías se llevaron el 85% de la tarta en 2016. Un total de 1.811,5 millones de euros de los 2.121,9 del total que se repartieron entre el resto de televisiones, incluidas las de pago. En el gráfico facilitado por la CNMC, correspondiente al último trimestre del año pasado, se observan las enormes diferencias.

Pero lo que está claro es que si RTVE vuelve al mercado publicitario restaría ingresos al resto de cadenas, que temen esta vuelta al pasado. A los anunciantes se les abriría una nueva ventana y la utilizarían presionar y forzar un efecto bajista en las tarifas de la publicidad. Además, la televisión pública ocuparían de nuevo un nicho que no han sabido ni podido aprovechar las autonómicas, que no son llamativas para los anunciantes nacionales ni rentables para las empresas locales.

Los anunciantes continúan a la espera de que se cumplan los movimientos esperados mientras no dejan de hacer “‘lobby’ para generar presión” y de reunirse "con representantes políticos"Multas por emitir patrocinios

A día de hoy, la televisión pública solo puede difundir mensajes promocionales en sus programas deportivos y culturales, pero esto no es suficiente para cuadrar las cuentas. Lo que hace la televisión pública es compartir los gastos con el patrocinador a cambio de una pequeña inserción publicitaria en ese tipo de espacios.

Sin embargo, TVE ha sobrepasado la línea en varias ocasiones y ha recibido multas de la CNMC por emitir mensajes publicitarios. Grandes multinacionales han sufragado programas como Masterchef, Saber y ganar o la serie Isabel o el canal Clan, algo totalmente prohibido por la Ley de Financiación de la cadena.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios