Viernes, 15.12.2017 - 07:25 h

La televisión online: la asignatura pendiente de la televisión en España

Las cadenas españolas aún no han definido un modelo de largo recorrido para integrar de forma competitiva sus contenidos en lo que antiguamente se llamaba televisión “a la carta”.

RTVE fue pionera en incorporar toda su programación en su portal web, rtve.es. Una especie de videoclub que movilizó el sector audiovisual. 

La televisión online: la asignatura pendiente de la televisión en España

Estamos en la era de la multipantalla. La televisión ya no sólo se consume a través de la televisión. Los programas cobran una interesante segunda vida en las plataformas online. Sin embargo, las cadenas españolas aún no han definido un modelo de largo recorrido para integrar de forma competitiva sus contenidos en lo que antiguamente se llamaba televisión “a la carta”.

RTVE fue pionera en incorporar toda su programación en su portal web, rtve.es. Una especie de videoclub que movilizó el sector audiovisual. Ahora la asignatura pendiente de TVE está en plasmar su cartera de series, programas y documentales de una forma más intuitiva, acorde con los nuevos consumos.

En este sentido, Atresmedia también ha mejorado “atresplayer“, antes conocido como “modo salón”. La calidad del visionado, como en TVE, es muy buena. Una emisión que tiene poco o nada que envidiar a la televisión tradicional. Si bien los usuarios de las webs de Antena 3 y La Sexta se quejan del incómodo momento en el que entra la publicidad, sin avisar, cortando la trama de la serie o programa de cuajo. Se entiende que el “anuncio interruptus” es importante para financiar la cadena, lo que desconcierta es que siempre se repitan los mismos spots, una y otra vez, en las diferentes pausas. 

Los espectadores solicitan que también desde los soportes interactivos esos cortes para publicidad estén marcados con cierta intención y no al azar, para que no entorpezcan la trama que narre la serie o el programa.

El Atresplayer cuenta con productos de estreno gratuitos y un archivo de pago. Su principal competidor es Mitele de Mediaset, completamente gratuito. En estos meses, la compañía propietaria de Telecinco y Cuatro ha renovado y modernizado su plataforma para estar a la altura de sus competidores y también, como Antena 3, ha incorporado contenido propio para Internet. Aunque aún su soporte piensa más en la televisión tradicional que en las instintivas narrativas online.

Pero los consumos online ya son presente. Las cadenas generalistas deben dejar de observar el universo digital como una ventana inferior, ya que en los próximos años el sistema interactivo va a ser el acceso principal a la hora de visionar los contenidos televisivos. El reto está en crear unas plataformas atractivas visualmente, donde los programas se buscan y encuentran gracia a una visualmente potente y fácilmente reconocible galería de imágenes que venden el producto con claridad y no desprendan la sensación de emisión segundona.

Ahora en portada

Comentarios