El comisario Villarejo abandona el centro penitenciario de Estremera