Ahorros aportados 

Cálculo de hipoteca: la casa que puedes comprar según los ingresos que tengas

Antes de decidirnos por una vivienda, debemos conocer a cuánto ascienden los ahorros que podemos destinar a esta compra.

Financiacion hipoteca
Cálculo de hipoteca: la casa que puedes comprar según los ingresos que tengas
©️[towfiqu barbhuiya] a través de Canva.com

Comprar una casa es el objetivo de muchos, sobre todo cuando comenzamos a tener estabilidad laboral y económica, pero debemos preguntarnos, antes de empezar a buscar la que será nuestro futuro hogar, qué casa puedo comprarme en función de mis ingresos. Te contamos a continuación algunos consejos para ayudarte a saber cómo puedes calcular el precio de la casa que podrías permitirte en función de tus ingresos, o los ingresos de la unidad familiar.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar una casa y solicitar hipoteca?

Cuando pensamos en comprar una casa debemos considerar el hecho de que no deja de ser una inversión, en este caso, de muy largo plazo, y que es muy probable que necesites financiación, por parte de los bancos o entidades de crédito para poder comprar dicha vivienda. Por esta razón, debemos tener en cuenta varios aspectos que determinarán el límite de financiación que un banco nos pueda dar para la compra de nuestra casa:

  • Ingresos netos mensuales de los que serán los propietarios de la vivienda
  • Gastos fijos mensuales de otros préstamos, los cuales, junto a los ingresos netos, determinarán nuestro límite de endeudamiento
  • Capacidad de ahorro a largo plazo.
  • Ahorros aportados para la entrada de la vivienda
  • Ubicación y características de la casa: esto determinará el precio del inmueble

¿Qué casa puedes comprar en función de tus ingresos?

Como decíamos, hay que tener en cuenta aspectos como los ingresos netos mensuales, gastos en otros préstamos, etc. para determinar cuál es nuestra capacidad de ahorro y calcular cuál es el precio de la vivienda que se adapta a nuestras características personales. 

Ingresos netos mensuales y otros gastos

Antes de decidirnos por una casa, debemos conocer a cuánto ascienden los ahorros que podemos destinar a esta compra y, por supuesto, si nuestros ingresos netos mensuales son suficientes para pagar la cuota de nuestra futura hipoteca sin endeudarnos en exceso. Recordamos que nuestro límite de endeudamiento máximo no debería superar el 35% de nuestros ingresos netos mensuales.

Es decir, que nuestra cuota de la hipoteca no supere el 35% de nuestros ingresos mensuales. Como ya sabemos, el resultado de la cuota resulta de la cantidad de financiación que solicitemos y el plazo, y el tipo de interés que se nos aplique. Cuanto mayor sea el plazo, o menor sea el capital que solicitamos, menor será esa cuota, y, por tanto, representará un porcentaje menor de nuestros ingresos mensuales.

Puedes hacer una breve simulación de cómo quedaría la cuota de tu hipoteca y ver si estarías dentro de los parámetros de endeudamiento deseados con este simulador de hipotecas.

Ahorros aportados

Debemos recordar que, la financiación estándar para la compra de una vivienda es del 80% como máximo. En ese caso, debemos contar, al menos, con el 20% del precio de la casa para pagar como entrada, además de un 10-12% extra para hacer frente a los gastos derivados de la compra-venta.

Al comprar una vivienda debemos hacer frente a gastos como el IVA o ITP, en función de si se trata de una vivienda de obra nueva o de segunda mano, pero también debemos pagar otros gastos, como el gasto del Registro de la propiedad, la tasación, gastos de notaría, etc. Como decíamos, estos gastos pueden suponer un 10-12% sobre el precio de la vivienda.

Eso sí, también hay opciones para llegar a una financiación superior al 80% y tener que aportar menor cantidad de ahorros a la hora de comprar nuestra casa. 

¿Cuánta hipoteca puedo pedir en función de mis ingresos?

Lo más importante es que nuestros ingresos y la cantidad de financiación que solicitamos esté en concordancia. Un cálculo que puede ayudarte a estimar cuál sería la financiación máxima a la que puedes acceder sería la siguiente:

Ingresos netos mensuales x número de pagas al año x 6,5

Con un ejemplo, para unos ingresos de 2.500 € en 12 pagas, multiplicado por 6,5, la financiación máxima sería de:

2.500 € x 12 x 6,5 =195.000 €

Eso no quiere decir que la casa que podamos comprar tenga que valer, como máximo 195.000 €, sino que la financiación máxima rondará esa cantidad. Suponiendo que aportamos el 20% de entrada, la vivienda podría acceder a un precio de unos 243.000 €. La diferencia entre 243.000 € y 195.000 € deberíamos aportarlos como ahorros. Este indicador puede ayudarnos a hacernos una idea sobre el precio de la vivienda a la que podríamos acceder.

También es cierto que no todos los bancos utilizan el mismo criterio, pero lo ideal es que con los ingresos netos anuales de 6 años y medio (por eso multiplicamos por 6,5) sean suficientes para pagar la hipoteca que solicitamos.

Andemos con ojo, que si tenemos otros préstamos vigentes, para hacer el cálculo más exacto, deberíamos restar a esa cantidad máxima de financiación que hemos obtenido, el capital pendiente de amortizar de los otros préstamos.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si me quedan 20.000 € por amortizar de otro préstamo o hipoteca, a los 195.000 € debería restarle esos 20.000 €.

Cuando hemos determinado nuestros ingresos, capacidad de pago y el límite de financiación al que podríamos optar, ya tenemos las herramientas necesarias para buscar una casa que se adapte a nuestras características.

Si estás buscando hipoteca y necesitas algo más de información sobre las opciones de financiación, puedes hacer una simulación de tu cuota o solicitar un asesoramiento gratuito y sin compromiso para ayudarte a elegir la hipoteca que mejor se adapte a ti.

Mostrar comentarios