Consultorio de vivienda

Cómo adaptar la superficie real de una finca a la del registro de la propiedad

La Ley Hipotecaria prevé el procedimiento a seguir a través del expediente por exceso o por defecto de cabida, según el caso.

Alquiler de finca
Cómo adaptar la superficie real de una finca a la del registro de la propiedad
Canva

PREGUNTA

  • ¿Cuál es el procedimiento que debo seguir para adaptar la superficie real de mi finca a la información que figura en el registro de la propiedad? He medido y tiene bastante más superficie que la consta en la información registral.

La Ley Hipotecaria prevé el procedimiento a seguir a través del expediente por exceso o por defecto de cabida, según el caso. En su caso, tendrá que instar un expediente por exceso de cabida, que es el procedente cuando la superficie de la finca es mayor a la inscrita.

El procedimiento difiere si la diferencia es superior o inferior al 10% de la superficie de la que figura en el registro.

- Si la mayor cabida real es menor al 10% de la que figura en el registro. En estos casos, solo se permite inscribir una rectificación de la superficie contenida en la descripción literaria y el expediente se tramita ante el mismo Registro de la Propiedad donde pertenece. En este caso no intervienen los colindantes, sino que el registrador les notificará la rectificación una vez practicada.

- Si la mayor cabida real es superior al 10% de la que figura en el registro.  En este caso, con carácter previo a la rectificación hay que seguir una serie de trámites tendentes a garantizar los derechos de colindantes y demás interesados, tales como la notificación directa del expediente, publicaciones de edictos en el Boletín Oficial, publicación de alertas geográficas registrales, junto a la concesión de plazos para alegaciones.

Los trámites pueden resultar más complejos si esa mayor cabida que se pretende que acceda al registro supone además una modificación de la configuración física de la finca, en cuanto a su polígono se refiere.

*La respuesta ha sido elaborada por el despacho de abogados Echeandia & Alevito: www.echeandia-alevito.com

Mostrar comentarios