Compra de vivienda

Cómo calcular cuánto dinero pedir de hipoteca: así pagarás el 100% de tu casa

Los analistas de Helpmycash matizan que, en ciertas ocasiones, los bancos pueden prestar hasta el 90% o el 100% del valor del inmueble. 

Hipoteca, casa, vivienda, piso, inmueble
Cómo calcular cuánto dinero pedir de hipoteca: así pagarás el 100% de tu casa
©️[vientocuatrostock] a través de Canva.com

Para aquellos que no hayan pasado apuros económicos por culpa de la pandemia, este puede ser un buen momento para adquirir un piso o una casa: el precio de la vivienda ha bajado y los bancos ofrecen financiación con intereses muy bajos. Ahora bien, antes de dar el paso, es imprescindible calcular qué hipoteca se podría conseguir para valorar si se podrían pagar sus cuotas sin problemas y si la solicitud sería viable. Según el comparador bancario HelpMyCash.com, esta simulación se puede llevar a cabo fácilmente con unos cálculos muy simples.

El 80% de lo que cueste la vivienda

Para empezar, desde HelpMyCash afirman que las hipotecas suelen cubrir un máximo del 80% del valor de la vivienda a financiar. Así, para saber cuánto dinero prestaría el banco como mucho para financiar un inmueble únicamente hay que calcular el 80% del precio de ese piso o casa. Por ejemplo, si ese coste fuera de 100.000 euros, el crédito hipotecario tendría un importe de unos 80.000 euros como mucho.

Ahora bien, los analistas de este comparador matizan que, en ciertas ocasiones, los bancos pueden prestar hasta el 90% o el 100% del valor del inmueble: si se pide la hipoteca a través de un bróker hipotecario, si se compra un piso que pertenezca a la entidad, si el cliente tiene un perfil muy bueno (funcionario, joven con alto poder adquisitivo…), etc. Por lo tanto, si se necesita algo más de dinero, se puede intentar negociar la concesión de un crédito que supere ese límite del 80%.

La parte que no financie el banco la tendrá que pagar el cliente, así que se necesitan ahorros para cubrir ese porcentaje. Asimismo, hay que tener el dinero suficiente para abonar los gastos asociados a la compraventa de la vivienda (impuestos, aranceles notariales y registrales, etc.), cuyo coste suele ser un equivalente al 12% del valor del inmueble.

Las cuotas no deben superar el 35% del sueldo

Una vez calculado cuál puede ser el importe máximo de esa hipoteca, toca saber si se podrían pagar sus futuras mensualidades. En general, se recomienda dedicar un máximo del 35% de los ingresos netos de los titulares al pago de las deudas financieras, así que se puede usar esta fórmula para ver cuánto deberían costar las cuotas de ese préstamo como mucho.

Pongamos, por ejemplo, que la hipoteca la quiere solicitar una pareja que cobra unos ingresos netos conjuntos de 2.300 euros y que pagan 150 euros al mes por un préstamo de un coche. Aplicando esta fórmula, estos clientes podrían dedicar un máximo de 805 euros a abonar las cuotas de la hipoteca y del crédito del vehículo, así que las mensualidades de la hipoteca deberían ser de 655 euros como mucho.

Para ajustar la cuota a las posibilidades económicas del cliente, este puede elegir un plazo más o menos prolongado. Supongamos que la vivienda que se quiere adquirir es de 100.000 euros, para la que un banco concedería una hipoteca de hasta 80.000 euros. Si su interés fuera de un 1,50%, habría que devolver el dinero en 12 años o más para que la cuota no superara el límite de 655 euros mencionado en el ejemplo anterior.

Con estas cifras en mente, los potenciales solicitantes ya pueden iniciar la búsqueda de un préstamo hipotecario que se ajuste a sus posibilidades económicas. Para saber cuál sería el importe de las mensualidades de cualquier oferta bancaria, desde HelpMyCash ponen a disposición de sus usuarios un simulador gratuito de cuotas hipotecarias que indica cuánto podría costar mensualmente una hipoteca con un importe, un plazo y un interés determinados.

Hay que elegir bien la hipoteca

Lo ideal, como es lógico, es que el préstamo hipotecario elegido tenga unas buenas condiciones para pagar lo mínimo posible. Para ello, es imprescindible que este tenga un interés bajo (ya sea fijo o variable), pocos productos adicionales (seguros, tarjetas, planes de pensiones, etc.) y pocas o ninguna comisión. 

A tipo fijo, por ejemplo, la Hipoteca Fija de COINC puede ser una buena opción, pues su interés es del 1,30% a 20 años, no incluye productos adicionales y no tiene comisión de apertura. Y a tipo variable, destaca la Hipoteca Naranja de ING, que no incluye comisión de apertura y cuenta con un tipo desde euríbor más 0,99% (1,99% fijo el primer año) a cambio de domiciliar la nómina y contratar seguros de hogar y de vida.

Para dar con una buena hipoteca, eso sí, desde HelpMyCash aconsejan acudir a varias entidades bancarias y comparar sus ofertas. Además, recomiendan negociar con cada banco contactado para tratar de conseguir unas condiciones mejores que las propuestas, especialmente si se cuenta con un buen perfil.

Mostrar comentarios