Agencia Tributaria

Qué impuestos te toca pagar si donas una vivienda con hipoteca

Las donaciones están sujetas a diferentes impuestos dependiendo de la comunidad autónoma de residencia.

Donación casa, herencia vivienda
Las donaciones pueden estar bonificadas entre padres e hijos.
©️[Ruty Romero's] a través de Canva.com

Las donaciones de viviendas, sobre todo entre familiares, son un gesto habitual. Según los datos del INE, el año pasado se donaron 20.020 casas o apartamentos, algo menos que en el pasado 2019, que fue el año que culminó una tendencia ciertamente ascendente desde los últimos 3 años. Aunque parezca que, al ser donaciones y más entre familiares, este trámite está exento de tasas o impuestos, no hay nada más lejos de la realidad. 

En el momento en el que se dona una vivienda, hay que abonar (como donante) una serie de gravámenes. Además, el procedimiento se complica si, por un caso, sobre la vivienda a donar todavía pesa una hipoteca. Por un lado, el beneficiario de la vivienda deberá abonar toda una serie de impuestos que pueden estar más o menos bonificados dependiendo del grado de parentesco entre este y el donante. 

Pero si todavía existe un préstamo a deber, el donatario deberá asumir por su cuenta otra serie de impuestos, similares a los de una donación sin cargas. En el portal inmobiliario Idealista apuntan las siguientes tasas a pagar por el donatario de una vivienda con hipoteca:

  • El impuesto sobre la plusvalía municipal.  Es la cantidad que cada ayuntamiento establece sobre el valor catastral del suelo en el que está la vivienda. Estarán exentos aquellos casos en los que se demuestre que el valor del terreno es inferior ahora que cuando adquirió el inmueble.
  • El IBI. El donatario deberá pagarlo en concepto de propietario.
  • El IRPF. Como si fuese una venta, si hay una ganancia entre el valor de compra del inmueble y su valor real en el momento de la donación, esta ganancia tributará entre un 19 y un 26%.
  • El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Atendiendo a lo que diga cada comunidad autónoma. 

Para solucionar el tema de la hipoteca pendiente que pesa sobre la vivienda donada, el banco debe autorizar que el beneficiario de la donación se subrogue en el pago de las cuotas que puedan quedar pendientes y que asuma la carga hipotecaria. La ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones permite deducir las deudas del inmueble donado, pero solo si el beneficiario asume fehacientemente la obligación de pagar el préstamo todavía vigente.

Mostrar comentarios