Apuesta por las renovables

Nyesa ultima operaciones corporativas para diversificar el negocio inmobiliario

La compañía protagonizó en estos tres primeros meses del año la adquisición de Contratas Leza, una alianza con Soltium Renovables y una posible OPA a IFFE Futura.

Nyesa se declara en preconcurso para que Corbis la capitalice
Nyesa ultima operaciones corporativas para diversificar el negocio inmobiliario.

Nyesa Valores Corporación ha arrancado 2021 con tres operaciones para potenciar su negocio. La compañía protagonizó en estos tres primeros meses del año la adquisición de Contratas Leza, una alianza con Soltium Renovables y una posible OPA a IFFE Futura. Los accionistas han respondido bien a estos movimientos ya que sus acciones se dispararon un 40% en el parqué gracias al lanzamiento de su nueva línea de negocio enfocada a las renovables, una reacción similar a la del pasado 23 de febrero cuando sus títulos llegaron a encarecerse un 21% por el anuncio de la OPA a IFFE Futura.

Estos tres proyectos han llegado como escudos para tratar de contrarrestar su aventura empresarial por Rusia. El Gobierno de Vladimir Putin cambió una normativa que cerró el paso a las promotoras para financiar sus proyectos con los adelantos que pagan los compradores de vivienda y sus cuentas sufrieron un golpe de 45,6 millones de euros, que motivó la solicitud de una quita del 70% a sus acreedores privilegiados.

Los problemas en Rusia no son tan lejanos ya que el quiebre entre la empresa y el Gobierno foráneo se produjo en 2019. Sin embargo, la empresa ha sido capaz de poner en marcha distintas iniciativas para contrarrestar el roto desde la entrada de la firma Olaf y Rubí al accionariado. Los nuevos propietarios han centrado todos sus esfuerzos en hacer caja a través de la gestión de activos inmobiliarios terminados y en renta, que permiten una obtención inmediata y recurrente de ingresos.

El empresario detrás de la compañía es José Antonio Bartolomé Nicolás, que controla el 21,44% de Nyesa a través de la firma de inverisones Olaf y Rubí.

Las últimas semanas han marcado un antes y un después. Todo gracias al lanzamiento de Nyesa Renovables, una nueva línea de negocio que conecta el sector inmobiliario con las energías renovables; la adquisición de Contratas Leza, una empresa especializada en el montaje mecánico de plantas fotovoltaicas con una experiencia de más de 25 años; y la suscripción de un acuerdo que tiene por objeto regular el proceso de lanzamiento de una posible oferta voluntaria de adquisición de IFFE Futura.

En cuanto a sus activos, Nyesa ha reorientado su estrategia patrimonial con la conformación de una cartera de oficinas, viviendas y parkings en renta. Su última adquisición se cerró en 2019 y se trata de las Torres de Hércules, un reconocido inmueble en Cádiz. 

Mostrar comentarios