Un 80% de financiación

Requisitos para pedir una hipoteca... y cómo poder asegurarte el 'sí' del banco

Desde el comparador HelpMyCash.com afirman que hay que tener unos ahorros importantes, estabilidad laboral y unos ingresos suficientes para pagar las cuotas sin complicaciones. 

Hipoteca, alquiler, vivienda, casa, préstamo hipotecario
Así puedes asegurarte el 'sí' del banco cuando vas a solicitar una hipoteca
©️[yavorskiy] a través de Canva.com

Tras unos meses complicados por culpa de la pandemia, el mercado hipotecario muestra claros signos de recuperación. Así lo acredita la última Encuesta sobre Préstamos Bancarios del Banco de España (BdE), en la que se indica que la demanda de préstamos para la vivienda creció notablemente durante el segundo trimestre de 2021. 

Ahora bien, según esta misma encuesta del BdE, los requisitos para conseguir una hipoteca son estrictos, dado que la banca no quiere correr riesgos innecesarios. Así las cosas, ¿qué condiciones hay que reunir para conseguir el sí de una entidad financiera? Desde el comparador bancario HelpMyCash.com afirman que hay que tener unos ahorros importantes, estabilidad laboral y unos ingresos suficientes para pagar las cuotas sin complicaciones.

Ten ahorrado el 30% de lo que cueste la vivienda

Según HelpMyCash, tener ahorros es fundamental para conseguir una hipoteca. Y es que los bancos, por norma general, financian hasta un 80% de la compra de la vivienda, por lo que el solicitante debe aportar el 20% restante de su bolsillo. Además, hay que tener dinero para pagar los gastos asociados a la adquisición (notaría, registro, impuestos), cuyo coste equivale al 10% del valor del inmueble.

Pongamos, por ejemplo, que una persona quiere adquirir una vivienda que cuesta unos 200.000 euros. Para conseguir una hipoteca, esta debería tener ahorrado el 30% de ese importe, lo que equivaldría a 60.000 euros. En caso contrario, obtener la aprobación del banco le resultaría muy complicado.

Hay entidades, eso sí, que pueden financiar hasta el 90% o incluso el 100% de la compra si se dan ciertas circunstancias: si el cliente pide financiación a través de un bróker hipotecario, si quiere adquirir una de sus viviendas, si dispone de unos ingresos muy elevados… Todo dependerá, sin embargo, de la política de riesgos de cada banco.

Lo ideal es ser asalariado con antigüedad y contrato indefinido

Otro requisito que hay que reunir sí o sí para conseguir una hipoteca es disfrutar de estabilidad laboral. Por lo tanto, las probabilidades de aprobación serán más altas si el solicitante es asalariado y tiene un contrato indefinido con una antigüedad mínima de seis meses o más. En ese sentido, el perfil favorito es el de los funcionarios o el de los empleados en sectores punteros (informática, nuevas tecnologías, etc.).

Ahora bien, eso no significa que un autónomo o empresario no pueda acceder a un préstamo hipotecario. Sin embargo, estos tendrán que certificar que su situación laboral es estable: presentar sus cuentas de resultados de los últimos ejercicios, demostrar que su negocio lleva en marcha varios años…

¿Y qué hay de aquellos que hayan pasado por dificultades económicas durante la pandemia? La banca, como es lógico, solo quiere prestar su dinero a personas solventes que puedan pagar regularmente las cuotas de su hipoteca. En consecuencia, conseguir la aprobación será muy difícil o prácticamente imposible para aquellas personas que hayan pasado por un ERTE, que hayan perdido su trabajo recientemente o que trabajen para un sector vulnerable como el turismo o la restauración.

La cuota hipotecaria no debe superar el 35% de tus ingresos

Finalmente, el solicitante debe contar con unos ingresos suficientes para poder pagar las cuotas de su futuro préstamo hipotecario, además de sus otros gastos. En general, se considera que lo ideal es no dedicar más del 35% de los ingresos mensuales netos al pago de las deudas financieras (cuotas de la hipoteca y de otros créditos), así que es importante hacer números para asegurarse de no superar ese límite. También conviene destacar que, en caso de tener deudas impagadas, la entidad rechazará automáticamente la solicitud.

Por ejemplo, imaginemos que una persona cobra 1.800 euros netos mensuales y paga una cuota de 200 euros al mes por el préstamo de su coche. En ese caso, el banco solo le daría una hipoteca si su cuota fuera de un máximo de 430 euros, pues si esta fuera superior, se rebasaría el límite del 35%.

Lógicamente, cumplir este requisito es más sencillo si se pide la hipoteca conjuntamente con otra persona. Los bancos, además, ven con buenos ojos que haya más de un titular, pues si uno de ellos pasa por dificultades económicas, el otro puede cubrir el pago de las cuotas hasta que se recupere.

¿Cumples estos requisitos? Compara hipotecas para encontrar la mejor

Si se reúnen todos los requisitos mencionados, las probabilidades de conseguir un préstamo hipotecario con buenas condiciones serán muy elevadas. En ese sentido, desde HelpMyCash indican que la Hipoteca Inteligente de EVO Banco, desde euríbor más 0,88% (euríbor más 1,90% el primer año) por domiciliar la nómina y contratar un seguro de hogar, puede ser una buena opción a tipo variable. Y a tipo fijo, afirman que la Hipoteca Fija de COINC, al 1,30% a 20 años sin productos adicionales, es una de las más atractivas.

No obstante, hay otros bancos que pueden igualar o hasta mejorar estas condiciones si el perfil del cliente es bueno. Por ello, lo aconsejable es acudir a un mínimo de tres entidades financieras, comparar sus ofertas y negociar para tratar de conseguir la hipoteca más barata posible.

Mostrar comentarios