Cambiarla de banco

Requisitos para subrogar una hipoteca y ahorrar dinero con mejores condiciones

Según el comparador financiero HelpMyCash.com, es imprescindible que el préstamo a trasladar se sitúe dentro de unos límites y que el titular sea solvente. 

Casa, vivienda, alquiler, hipoteca
Casa, vivienda, alquiler, hipoteca
©[CharlieAJA] a través de Canva.com.

Una manera relativamente sencilla de abaratar una hipoteca en vigor es cambiarla de banco, una operación que técnicamente se llama subrogación de acreedor. Y es que muchas entidades, para robar clientes a la competencia y aumentar sus ingresos, ofrecen actualmente esta posibilidad. Ahora bien, ¿qué requisitos debe reunir un hipotecado para acceder a las mejores ofertas de subrogación? Según el comparador financiero HelpMyCash.com, es imprescindible que el préstamo a trasladar se sitúe dentro de unos límites y que el titular sea solvente.

¿Cómo debe ser la hipoteca que se traslada?

Para empezar, el importe pendiente del crédito que se quiera trasladar no puede superar el 80% del valor de tasación de la vivienda hipotecada. Para los bancos, financiar un porcentaje mayor de la compra de una vivienda dispara el riesgo de impago, así que también aplican ese límite en las subrogaciones.

Hay que tener presente, además, que las entidades financieras rara vez dejan devolver una hipoteca en más de 30 años. Por ello, tampoco suelen hacerse cargo de hipotecas con un período de amortización superior a esos 30 años. Cabe señalar, eso sí, que una subrogación permite acortar el plazo del préstamo trasladado para ajustarse a estos límites.

Y aunque no sea un requisito de por sí, desde HelpMyCash aconsejan que el interés de la hipoteca por subrogar sea de alrededor del 2% o superior. De este modo, dado que los bancos actualmente ofrecen tipos de menos del 1,50%, el ahorro que podrá obtenerse al cambiar de entidad será mayor

Pero ¿cómo se puede saber cuánto se ahorraría gracias a este traslado? Para calcularlo, este comparador dispone de un simulador gratuito de subrogación que indica cuánto dejaría de pagar un cliente en intereses si cambiara su hipoteca de banco. Esta herramienta, además, permite ponerse en contacto con entidades e intermediarios que cuentan con ofertas de subrogación.

Ser solvente es esencial

Asimismo, como es lógico, ningún banco querrá subrogar una hipoteca de un cliente que no sea solvente. En general, las entidades exigen que el titular del préstamo tenga ingresos suficientes para pagar las cuotas (que su importe no supere el 35% de su sueldo mensual neto), que su situación laboral sea estable (empleo fijo y con cierta antigüedad) y que tenga pocas o ninguna deuda vigente (y sin impagos).

Para asegurarse de que se cumplen todos estos requisitos, el banco al que se quiera subrogar la hipoteca solicitará varios documentos al solicitante. Entre ellos, copias de la escritura de la hipoteca (para revisar sus condiciones), del contrato de trabajo, de las últimas nóminas y de la última declaración de la renta. Pedirá, además, que el cliente aporte la nota simple de su vivienda y un informe de tasación, que este tendrá que pagar de su bolsillo.

Finalmente, según HelpMyCash, es más que probable que la entidad a la que se quiera trasladar el préstamo hipotecario exija que se lleve un mínimo de entre uno y dos años abonando las cuotas. De esta manera, los bancos se aseguran de que el cliente interesado en subrogar su hipoteca tenga capacidad de pago.

Mostrar comentarios