De director de la CIA a 'tiburón' de las finanzas en Wall Street por un lío de faldas


  • El ex director de la Agencia de Inteligencia y comandante en Afganistán, David Petraeus, dirigirá la operativa en países emergentes de KKR, el mayor fondo de capital riesgo del mundo

  • Petraeus se vio obligado a abandonar la CIA tras las revelaciones realizada por una antigua amante

  •  

(FILE) 10 Years Since Iraq Invasion

(FILE) 10 Years Since Iraq Invasion

El general retirado David Petraeus, que se vio obligado a abandonar el pasado mes de noviembre la jefatura de la CIA al hacerse público un amorío extramatrimonial, ha sido contratado por KKR, la mayor firma de capital riesgo del mundo, como experto en mercados emergentes, según ha informado hoy el diario The Wall Street Journal.

El que fuera jefe de las tropas de Estados Unidos en Irak y Afganistán presidirá ahora un instituto interno de la firma de inversión, KKR Global Institute, "enfocado en los pronósticos macroeconómicos, las comunicaciones, la política pública y el asesoramiento sobre inversiones en mercados emergentes".

Después de una brillante carrera castrense, Petraeus, de 60 años, asumió la jefatura de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en 2011, pero, unos meses después, en noviembre de 2012 tuvo que renunciar tras salir a la luz su amorío con su biógrafa Paula Broadwell."Petraeus ha recorrido el mundo y conoce a dirigentes militares, económicos y políticos", explica el rotativo financiero. "Esas conexiones podrían ayudar a que KKR consiga algunos negocios en otros países donde la firma tiene menos experiencia, y evalúe mejor los riesgos y beneficios de inversiones arriesgadas". Petraeus no es la primera gran personalidad curtida en los círculos de poder en Washington cuya carrera profesional desemboca en el mundo de las finanzas. El ex vicepresidente con George W. Bush, Dan Quayle, y el exsecretario del Tesoro, John Snow, ya realizaron el mismo trayecto y ahora trabajan para Cerberus Capital Management. El ex presidente George H.W. Bush y el ex secretario de Estado James Baker trabajaron para la firma Carlyle Group, especializada en la adquisición de otras empresas.