Ignacio González intentó que la Policía ocultara el caso de su ático en Marbella

  • El presidente de laComunidad de Madrid, Ignacio González, intentó que la Policía encubriera el escándalo de su ático en Marbella, según revela un informe aportado por laDirección General de la Policía.

  • Así, mantuvo una reunión secreta convarios mandos policiales tres meses después de que se empezara a investigar su vivienda, comprada a través de una empresa domiciliada en un paraíso fiscal.

Ignacio González intentó que la Policía encubriera el caso de su ático en Marbella. En concreto, el presidente de la Comunidad de Madrid mantuvo una reunión con varios mandos policiales en noviembre de 2011 en la cual pidió en persona que el caso no saliera a la luz. Según informa en exclusiva el diario El Mundo, lo haría tres meses después de que se comenzara a investigar sobre su dúplex de lujo en la ciudad costera. La vivienda habría sido comprada por un testaferro profesional a través de una empresa domiciliada en un paraíso fiscal y que fue creada pocos meses antes.

La información ha sido revelada por un informe aportado por la Dirección General de la Policía al Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, al que ha accedido el diario madrileño. La reunión se mantuvo en una cafetería cerca de la Puerta del Sol. Según dicho informe policial, González "solicitó" el encuentro y en ella "se limitó a solicitar ayuda para que no trascendiera que era el inquilino de una sociedad offshore".

González adquirió en 2008 el ático de 500 metros cuadrados en la Urbanización La Alhambra del Golf de Marbella. Lo hizo después de que fuera adquirido por el mexicano Rudy Valner,testaferro profesional,a través de Coast Investors LLC, una sociedad creada unos días antes y establecida enel paraíso fiscal de Delaware.

La Policía asegura que el contrato de alquiler de González esun contrato ficticio y que la vivienda fue adquirida por González a través del mexicano, con dinero, que apunta fue obtenido por el cobro de comisiones.

"En una entrevista personal con IG a las 11 H del 29.11.11", asegura el documento policial, "se le solicitó de manera discreta la posibilidad de que facilitara los datos que confirmaran su situación de inquilino de dicho ático a lo que se excusó en aportarlos,no recordando ni el nombre de su arrendador, ni la cantidad que abonaba en concepto de alquilerni, por supuesto, en qué entidad abonaba dicho importe".

"Sólo se limitó a solicitar ayuda para que no trascendiera que era el inquilino de una sociedad offshore, aunque en ningún momento se manifestó enfadado, o al menos molesto, ante la 'insólita situación' que suponía la reunión en sí, que fue solicitada por él"; como tampoco por "las preguntas realizadas en un contexto de duda ante cada respuesta", puntúa el informe.