Juncker dice que respetaría un sí en Cataluña, pero no podrá estar en la UE


  • El presidente de la Comisión Europea ha dejado claro que el Ejecutivo comunitario se atendrá siempre a lo que diga el Tribunal Constitucional.

  • "Es evidente que si un 'sí' a la independencia de Cataluña ve la luz, que está por ver, respetaremos la elección, pero no podrá ser miembro de la UE el día después del voto", ha dicho.

  • Te interesa leer: Guardia Civil, Policía y CNI buscan 6.000 urnas y las papeletas del 1-O

Juncker dice que respetaría un sí en Cataluña, pero no podrá estar en la UE

Juncker dice que respetaría un sí en Cataluña, pero no podrá estar en la UE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha afirmado este jueves que si algún día "ve la luz" un 'sí' a la independencia de Cataluña, una cuestión que "está por ver", respetará la elección, aunque ha dejado claro que el Ejecutivo comunitario se atendrá siempre a lo que diga el Tribunal Constitucional.

"La 'comisión Prodi', la 'comisión Barroso' y la mía hemos dicho en esta materia que siempre vamos a seguir el respeto a lo que dice el Tribunal Constitucional español y el Parlamento español pero es evidente que si un 'sí' a la independencia de Cataluña ve la luz, que está por ver, respetaremos la elección", ha respondido. Pese a sus declaraciones, Juncker ha resaltado que la Comisión tiene por principio no participar en los debates internos de un país, aunque sean "democráticos, aceptables y aceptados".

"Pero Cataluña no podrá ser miembro de la UE el día después del voto. Cataluña tendrá que seguir un proceso de adhesión como todos los Estados miembros desde 2004", ha añadido después.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha respondido así a la pregunta de un internauta durante un encuentro con 'youtubers'. En concreto, este usuario de Internet quería saber si la Comisión Europea aceptará y reconocerá un 'sí' en el referéndum del próximo 1 de octubre.

El luxemburgués ha afirmado que Europa es "rica" porque las tradiciones regionales "son fuertes", pero ha manifestado que no quiere que estas tradiciones sean "un elemento de separación o fragmentación" del bloque comunitario.

Tras la polémica que se ha generado, un portavoz de la Comisión se ha apresurado a aclarar el asunto: "La decisión del Tribunal Constitucional debe ser respetada, y por lo tanto el resultado del referéndum solo puede ser aceptado si se cumple esa condición. El presidente Juncker reitera la posición de la Comisión, tal como se ha expresado en varias respuestas al Parlamento Europeo desde la Comisión Prodi y ha reiterado en su entrevista a La Vanguardia hoy".