Exmilitares de operaciones especiales como niñeras, lo último para padres desconfiados en EEUU

  • 'Tactical Nanny' ofrece a las mujeres retiradas del Ejército una oportunidad para reincorporarse al mercado laboral.

  • Este sorprendente servicio de cuidados infantiles cuesta 30 dólares la hora, o 1.500 dólares si se contrata por semanas.

Una militar de EEUU posa con un bebé

Una militar de EEUU posa con un bebé Army.mil

El 25 de octubre de 2012 un trágico suceso sacudió Nueva York: Yoselin Ortega, niñera dominicana de 20 años, apuñaló hasta la muerte a los niños de los que cuidaba en un lujoso apartamento de Manhattan. Ortega estaba "resentida" con los padres de los menores "porque siempre me decían lo que tenía que hacer", según confesó ante el juez.

Aquel caso conmovió a Jonathan Gilliam, un teniente de operaciones especiales recién retirado del Ejército de EEUU. Gilliam, de 43 años y padre de dos niños, se empeñó en encontrar la manera de evitar que un suceso como ese se volviera a repetir. Así nació 'Tactical Nanny', un servicio de niñeras muy especial integrado exclusivamente por veteranas de cuerpos militares de élite como los Navy Seal, los marines o los boinas verdes.

"No solo ofrecemos servicio de cuidado de menores. Estas mujeres tienen un historial inmaculado de servicio, son veteranas protegiendo el futuro del país", asegura el fundador de 'Tactical Nanny' en una entrevista con el diario 'New York Post'. Gilliam afirma que el principal problema al que se enfrentan los padres estadounidenses es tener referencias fidedignas de la persona que se queda al cuidado de sus hijos.

"Los padres de aquellos pobres niños incluso viajaron a República Dominicana para ver si tenía antecedentes, pero lo cierto es que nunca supieron quien era realmente hasta que ya no tuvo remedio", recuerda.

Una segunda oportunidad

Además de un servicio para padres desconfiados, este exmilitar metido a empresario pensó su compañía como una segunda oportunidad para mujeres retiradas del servicio activo. Generalmente los veteranos del ejército tienen problemas para reintegrarse a la vida civil yson un colectivo con una alta tase de desempleo.

Según Gilliam, que formó parte de la misma división de operaciones especiales que acabó con la vida de Osama Bin Laden, afirma que estas exsoldados "son capaces de cambiar un pañal con la misma facilidad que recargaban su ametralladora semiautomática". Además, "están entrenadas para proteger a los niños con su propia vida".

Eso sí, los padres que quieran 'blindar' a sus hijos con una de estas niñeras 'Rambo' deberán rascarse el bolsillo, cada hora de vigilancia cuesta más de 30 dólares, y si se contrata por semanas, el precio es de 1.500 dólares cada siete días. Pero, según asegura Gilliam, "cualquier dinero es poco para evitar la tragedia y no tener preocupaciones".