Domingo, 22.09.2019 - 02:26 h

CHEMH2O: El futuro del agua, en manos de los químicos

La industria química se ha definido hoy en Madrid como una de las profesiones del futuro encaminada, entre otros difíciles retos, a establecer tratamientos eficaces para la reutilización del agua a bajo costo medioambiental, energético y económico.

Madrid, 2 oct.- La industria química se ha definido hoy en Madrid como una de las profesiones del futuro encaminada, entre otros difíciles retos, a establecer tratamientos eficaces para la reutilización del agua a bajo costo medioambiental, energético y económico.

El foro de trabajo CHEMH2O 2013, que ha reunido durante dos días a una centena de químicos de formación -científicos, investigadores, académicos e industriales- ha adelantado que durante los próximos años, el sector del agua requerirá mayor inversión en innovación y tecnología.

La tendencia establecida de que la población se concentra en grandes ciudades, con una creciente demanda de agua y su escasez en determinadas zonas, colocan a la industria química en el centro de las soluciones a futuro, concluyeron.

La tecnología necesaria para garantizar una mayor calidad del agua, cada vez más contaminada por los hábitos de las sociedades desarrolladas, ya existe, apuntaron los expertos, pero es necesario legislar para incorporarla a los tratamientos de depuración.

El futuro del recurso, han coincidido, pasa por la reutilización, que no es posible sin controles de calidad exigentes y procesos innovadores "en la frontera del conocimiento" en la que muchos trabajan.

Procesos de ósmosis inversa, tratamientos con ozono, membranas y foto catálisis, son algunos de los sistemas de oxidación avanzada propuestos para la "descontaminación" química del agua, un recurso que "arrastra" la huella de la sociedad "civilizada".

A una planta de depuración cualquiera pueden llegar entre 200 y 500 productos químicos vertidos directamente al alcantarillado doméstico, ha señalado a EFEverde Amadeo Rodríguez Fernández-Alba, doctor en Ciencias Químicas y catedrático de la Universidad de Almería.

Investigador del IMDEA Agua, Rodríguez Fernández-Alba, experto en Espectrometría de masas para la determinación de microcontaminantes, desarrolla nuevas metodologías analíticas para determinar contaminantes emergentes en aguas, con cromatografía de gases y líquidos y el rastro de plaguicidas en los alimentos.

"Tenemos que conocer lo que hay para tratarlo. El científico primero recaba información y luego propone soluciones", ha recalcado este químico, preocupado por la "mala prensa" de su oficio.

Su vocación, dijo, se inspiró en la certeza de que "los químicos hacen cosas nuevas, cambian el mundo. Nuestra obligación es pensar por delante, avanzar".

"El desarrollo de la humanidad está directamente ligado con el desarrollo de la química. Primero fue el fuego, y luego la química y entender sus procesos para mejorar la vida de las personas", ha subrayado.

El problema del agua, un bien escaso que faltará más en el futuro, solo pasa por la reutilización, que no es posible sin los procesos químicos controlados y eficaces, ha dicho.

"Hay que aceptar que el agua tiene un coste en tanto y cuanto necesita ser tratada", recalcó Rodríguez, para quien la sociedad desarrollada, informada y responsable, debe ser consciente de sus desechos.

Ha pasado ya el tiempo del "Agua va", como única alerta a viva voz para verter los desechos, "todos somos responsables de lo que contaminamos y de su necesaria degradación", ha apuntado.

Sixto Malato, también doctor en Ciencias Químicas, director de la Plataforma Solar de Almería del CIEMAT y Premio Rey Jaime I por el tratamiento y descontaminación de aguas con energía solar, señala en la misma dirección.

"Limpiar el agua no es rentable, es mas fácil ensuciar, igual que tirar la basura a la calle", ha recalcado a EFEverde Malato, que aboga por una legislación clara para controlar los contaminantes en el agua asociados al abuso de sustancias no biodegradables de factura humana.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios