Jueves, 05.12.2019 - 19:20 h

El 54,8% de los musulmanes está a favor de aplicar la sharia

Según el estudio 'Musulmanes en el mundo: Religión, Política y Sociedad' del Pew Research Center, la mayoría cree que la sharia solo debe aplicarse a musulmanes.

La mayoría está a favor de usar la ley religiosa en conflictos relacionados con temas familiares y de propiedad, pero no con la aplicación de castigos severos.

El 54,8% de los musulmanes están a favor de aplicar la sharia

Las cifras con claras: el porcentaje de musulmanes que estarían a favor de aplicar la sharia es del 54,8%, aunque la mayoría cree que solo debe obligar a los practicantes de esa religión. Así se desprende del estudio 'Musulmanes en el mundo: Religión, Política y Sociedad' del Pew Research Center.

Según este informe, la mayoría está a favor de usar la ley religiosa en conflictos relacionados con temas familiares y de propiedad. No obstante, una minoría apoya la aplicación de castigos severos, como latigazos o cortar las manos, en los casos penales.

Por otro lado, la encuesta también muestra que los musulmanes difieren ampliamente en su manera de interpretar ciertos aspectos de la sharia, por ejemplo si el divorcio o la planificación familiar son moralmente aceptables.

Según el estudio, en el sur de Asia un 84% apoya la sharia, un 64% en el África subsahariana, un 74% en la región del Medio Oriente y Norte de África y un 77% en el sudeste asiático. No obstante en Europa del Este solo la defienden un 18% de musulmanes y un 12% en Asia Central.

Así, el apoyo a consagrar la sharia como ley oficial es particularmente elevado en algunos países con poblaciones predominantemente musulmanes, como Afganistán e Irak. No obstante, este fenómeno no se limita a los países donde los musulmanes constituyen la mayoría de la población.

En el África subsahariana, por ejemplo, los musulmanes constituyen menos de una quinta parte de la población en Camerún, la República Democrática del Congo, Ghana, Kenia, Liberia, Mozambique y Uganda; Sin embargo, en cada uno de estos países, al menos la mitad de los musulmanes (52% -74%) dicen que quieren la sharia como ley oficial.

Por el contrario, en algunos países donde los musulmanes representan más del 90% de la población, relativamente pocos quieren que su gobierno codifique la ley islámica; como es el caso de Tayikistán (27%), Turquía (12%) y Azerbaiyán (8%).El compromiso religioso influye

Además, el estudio revela que la devoción religiosa también condiciona las actitudes hacia la sharia. Los musulmanes con mayores niveles de compromiso religioso son más propensos a apoyar la sharia.

En Rusia, por ejemplo, los musulmanes que dicen que rezar varias veces al día tienen defienden un 37% más de posibilidades de estar a favor de esta ley rigorista.Edad, sexo, educación y apoyo a la sharia

El apoyo a la edad varía poco, en general, en función de la edad, el género o la educación. La excepción se encuentra en Oriente Medio y el Norte de África, donde las personas mayores de 35 años son más propensos a identificarse con la sharia, como en el Líbano (+22 puntos porcentuales), Jordania (12), Túnez (12) y los territorios palestinos (10).


Por otra parte, en Rusia y Pakistán los hombres son significativamente más propensos a apoyar la Sharia.Sharia solo para musulmanes

La mayoría de los musulmanes están a favor de que el cumplimiento de la sharia sea solo exigible a los practicantes de esta religión.

Existen, sin embargo, notables excepciones a esta opinión. Por ejemplo, en Egipto el 74% creen que debería aplicarse la sharia y el 55% que debería ser obligatoria para todos.

Por otro lado, pese a que la mayoría quieren usar estar ley solo para disputas familiares o patrimoniales, la mayoría de habitantes del sur de Asia se muestra favorable a los castigos más severos tales como el corte de las manos de los ladrones (81%) y la pena de muerte para los musulmanes que renuncien a su fe (76 %).

La fe y la moral

Independientemente de si apoyan convertir la sharia en la ley oficial del país, los musulmanes de todo el mundo están mayoritariamente de acuerdo en que para que una persona sea moral debe creer en Dios.

Además, también están de acuerdo en que ciertos comportamientos - como el suicidio, la homosexualidad y el consumo de alcohol - son moralmente inaceptables. Sin embargo, los musulmanes están menos unificados cuando se trata de la moralidad de divorcio, la anticoncepción y la poligamia.

Derechos de las mujeres

Otro aspecto que estudia el informe es la actitud de los musulmanes hacia los derechos de la mujer.

En la mayor parte del mundo, los musulmanes dicen que una mujer debe ser capaz de decidir si llevar velo. Sin embargo, cuando se trata de la vida privada, la mayoría de los musulmanes sostienen que una mujer siempre debe obedecer a su marido. Existe un considerable desacuerdo sobre si una mujer debe ser capaz de iniciar un divorcio y si una hija debe ser capaz de recibir una herencia igual a un hijo.

Rechazan el extremismo

En general, los musulmanes rechazan enérgicamente la violencia en nombre del Islam y consideran que los atentados suicidas no pueden ser considerados como un medio legítimo de defensa del Islam.

En la mayoría de los países donde se hizo la pregunta, aproximadamente tres cuartas partes o más rechazaron los ataques suicidas y otras formas de violencia contra la población civil. Y en la mayoría de los países, la opinión predominante es que tales actos son nunca se justifican como un medio de defensa del Islam.

Sin embargo, hay algunos países en los que minorías sustanciales creen que la violencia contra la población civil está, al menos, a veces justificada. Este punto de vista está particularmente extendido entre los musulmanes en los territorios palestinos (40%), Afganistán (39%), Egipto (29%) y Bangladesh (26%).

En la mayoría de los países encuestados, al menos la mitad de los musulmanes dicen que están algo o muy preocupados por el extremismo religioso. Valga como ejemplo Guinea Bissau (54%), Indonesia (53%), Kazajstán (46%), Iraq (45%), Ghana (45%) y Pakistán ( 40%).Pocos creen que haya tensiones por las diferencias religiosas

A pesar de que muchos musulmanes están preocupados por grupos extremistas islámicos, relativamente pocos piensan que las tensiones entre diferentes grupos practicantes musulmanes representen un problema importante para su país.

Del mismo modo, la mayoría no ve las hostilidades entre sunitas y chiítas como un problema importante. Y cuando se le preguntó específicamente acerca de las relaciones entre musulmanes y cristianos, la mayoría ven poca hostilidad entre miembros de las dos religiones.Islam y Política

Mientras que la mayoría de los musulmanes abrazan ampliamente la democracia y la libertad religiosa, muchos de ellos también quieren que la religión desempeñe un papel destacado en la política.

En contraste, relativamente pocos sienten que hay un conflicto inherente entre ser devotos religiosos y vivir en una sociedad moderna. Sin embargo, la mayoría de los musulmanes consideran que la música occidental, películas y la televisión constituyen una amenaza a la moral en su país - a pesar de que, a nivel personal, un porcentaje sustancial reconoce que disfruta del entretenimiento occidental.

En la encuesta participaron un total de más de 38.000 musulmanes de 39 países.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING