Miércoles, 16.10.2019 - 22:24 h

"¡Sacadme de aquí!",el grito de una pakistaní condenada a muerte por blasfema

Asia Bibi es una mujer pakistaní, cristiana, casada y con cinco hijos, y está condenada a muerte por blasfema; su tragedia, su testimonio, su grito ("¡Sacadme de aquí!") ha sido recogido por la periodista francesa Anne-Isabelle Tollet.

José Prieto

Madrid, 11 mar.- Asia Bibi es una mujer pakistaní, cristiana, casada y con cinco hijos, y está condenada a muerte por blasfema; su tragedia, su testimonio, su grito ("¡Sacadme de aquí!") ha sido recogido por la periodista francesa Anne-Isabelle Tollet.

"Leí su caso en un periódico, que informaba que Asia había sido condenada a muerte por blasfema y empecé a investigar sobre esa ley que condena la blasfemia y sobre ella", ha explicado en una entrevista con EFE Anne-Isabelle, quién pronto comprobó que "la historia no era tan sencilla, que había mucho odio por medio, y me di cuenta de que los que la acusaban estaban mintiendo".

El 14 de junio de 2009, cuando estaba trabajando en el campo, Asia bebió del agua de un pozo con uno de los vasos que estaban en el borde, lo que provocó que otras mujeres de religión musulmana le recriminaran que "hubiera mancillado el agua" por ser cristiana.

Denunciada y detenida, se le conmina a convertirse al islám para "lavar" su culpa, pero al negarse es condenada a muerte por una ley, vigente en Pakistán, basada en una interpretación de la sharia o ley islámica.

Anne-Isabell Tollet, que fue corresponsal en Pakistán durante tres años, considera que una de las razones por las que el caso se ha radicalizado ha sido por el apoyo expreso que le dio el papa Benedicto XVI. "A los pakistaníes no les gustó ser reprendidos por el representante de los cristianos".

Ella misma considera que eso, aunque bienintencionado, "no fue acertado porque el asunto se trasladaba al ámbito religioso y eso es una guerra perdida de antemano porque ellos nunca aceptarán órdenes de occidente, y menos del papa".

El asunto ha llegado a tal extremo que el gobernador de la región de Pendjab, Salman Taseer y el ministro de las Minorías, Shahbaz Bhatti, que la apoyaron y proclamaron su inocencia, han sido asesinados.

La periodista había realizado varios reportajes sobre Asia Bibi para TF4, de Francia y fue un editor, emocionado con la historia, el que le preguntó si un libro sobre ella podría ayudarla; su historia se ha plasmado en "¡Asia Bibi. Sacadme de aquí!", publicado por la editorial LibrosLibres.

"Pregunté a su marido -cuenta-, éste lo consultó con ella y yo con el ministro de Minorías y todos me dijeron que sí, que la situación no podía ser peor. Está muriéndose en la cárcel y sigue esperando que ejecuten la sentencia a muerte y no se puede hacer nada".

Conocedora de la sociedad pakistaní, Tollet estima que "una minoría, fuerte y bien organizada de extremistas, aliados con los talibanes, domina un país de 180 millones de habitantes. "La sociedad civil condena la existencia de esta ley contra la blasfemia, pero no pueden decirlo abiertamente porque su vida peligra. Es el reino del terror, la definición del terrorismo en sí".

Aunque el libro está escrito en primera persona, Anne-Isabelle considera que no ha podido ser fiel literalmente a sus palabras porque Asia Bibi es analfabeta y su forma de expresarse es muy elemental.

No obstante, "como pasé mucho tiempo con su marido y sus hijos, que saben lo que ella les decía, decidí ponerme en su piel, escribir como ella lo hubiera hecho de tener una educación. Cuando se tradujeron mis palabras al urdu, la familia comprobó que reproducía lo que ella sentía y quería expresar".

Hoy día, "sigue encerrada en una celda de aislamiento y tiene buena salud, aunque emocionalmente con sus altos y bajos. Sabe que el libro se está traduciendo en todo el mundo y eso le da mucha esperanza, se agarra a la idea de que será liberada y se apoya mucho en su fe, reza mucho y se considera totalmente inocente".

La periodista se ha involucrado totalmente en la historia, "quizá porque ella tiene fe en mi y cree que puedo hacer milagros y todo a pesar de que ha visto como personas importantes han sido asesinadas y que Pakistán no va a cambiar esa ley porque los partidos religiosos han amenazado con sembrar el caos".

El próximo mes de marzo, Anne-Isabelle Tollez expondrá el caso de Asia Bibi en el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra "y haré todo lo que esté en mi mano hasta el final, sea cual sea".

Ahora en Portada 

Comentarios