Domingo, 18.11.2018 - 20:27 h
Comisión de investigación de la crisis financiera

Rato culpa a Guindos de la caída de Bankia y le acusa de ocultar datos al BdE

Afea al actual ministro de Economía actuar a las espaldas del Banco de España y sostiene que el Frob 'tutelaba' la entidad.

Rodrigo Rato, momentos antes de su comparecencia en la Comisión de investigación

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, apuntó hoy directamente a Luis de Guindos en la caída del grupo financiero y su posterior nacionalización. Su reproche lo dirigió en dos direcciones fundamentalmente: por el cambio de las reglas de juego cuando el PP accede al Gobierno, imponiendo mayores provisiones al sector bancario; y promoviendo una solución para la entidad "a espaldas del Banco de España".  Además, acusó al actual ministro de Economía de ocultar datos al Banco de España.

Rato, ex vicepresidente económico en el primer Ejecutivo de José María Aznar, comparecía en la Comisión que investiga la crisis financiera en el Congreso y explicó que Bankia fue fruto de una fusión auspiciada por el Banco de España, que le conminó cuando presidía Caja Madrid a integrarse con Bancaja en la antesala de una prueba de resistencia europea que superó. El supervisor "era plenamente consciente" de los balances de Bancaja, sostuvo, porque para entonces había finalizado una inspección en la entidad que le había comprometido dos ejercicios.

Según su versión, el grupo encara una provisión superior a los 6.000 millones tras un análisis de PWC y las siete cajas que conformaron el grupo BFA Bankia recibieron una carta del Banco de España confirmándoles que las pérdidas esperadas serían "plenamente absorbibles" por el crédito del Fondo de Resolución (Frob) por valor de 4.600 millones que recibirían con la integración. La salida a bolsa tuvo lugar en 2011, con un desempeño de la cotización mejor del sector hasta entrado 2011, que cuando sugirió que la situación muta con la llegada del nuevo Gobierno del PP a finales de ese ejercicio y "una estrategia distinta".

En este punto reprochó que las declaraciones del Ejecutivo desvelando que el sector bancario precisaba 60.000 millones, causó que empezase "a caer toda la banca" en bolsa por el nuevo régimen de provisiones que se
adoptó con los conocimos decretos I y II "De Guindos". "El ministro de Economía me exigió la dimisión y la acción se desplomó", relató, añadiendo que ese giro estratégico causó que entre enero y septiembre de 2012 200.000 millones "abandonaron el sistema financiero español", con la prima de riesgo escalando a 640 puntos.

Durante su intervención arremetió contra los informes de los peritos del Banco de España que cuestionaron las cuentas del 2012, frente a la defensa de la legalidad que han realizado de ellas el Banco de España o el auditor.

Defendió que el grupo bancario estuvo monitorizado desde el principio por el Fondo de Reeestructuración (FROB) que conocía y aprobaba los planes del banco, desde que le prestó fondos en la misma gestación del grupo, y reprochó a Guindos reunirse con responsables de las grandes entidades para conocer su opinión sobre las necesidades de capital que necesitaba el banco "a espaldas del Banco de España".

Ahora en Portada 

Comentarios