Renta 2016

Las rentas más bajas ya no marcan la X de la Iglesia: 234.768 declarantes

Las declaraciones más abultadas compensan la fuga y la institución ingresa un 7% más el ejercicio pasado, hasta una asignación de 256.208.146 euros.

La Iglesia pierde un 1,39% de contribuyentes en 2016.
 

Menos es más. La contradicción encaja como un guante en la relación que mantuvieron los contribuyentes con la Iglesia católica durante el pasado ejercicio. El número de declarantes que marcaron la X de la Iglesia (casilla 105) en la Renta 2016 descendió entre las declaraciones inferiores a los 30.000 euros, al tiempo que aumentó entre las que superaron esa cuantía.

De acuerdo a las cifras que la propia institución extrae de la declaración de la renta de 2017 y que corresponden al pago del IRPF de 2016, la Agencia Tributaria recogió un 1,39% menos de documentos a su favor que un año antes, hasta 7.112.844 casillas en 2017 sobre las 7.347.982 de 2016. ¿Mala noticia? Depende del número que se ilumine. Los contribuyentes que se decidieron por la casilla religiosa en lugar de marcar solo la de fines sociales (la 106) o no marcar ninguna, las otras dos posibilidades, presentaron declaraciones de la renta más abultadas. En total, se donaron por esta vía 256.208.146 euros a la Iglesia en el ejercicio pasado, una asignación un 7% superior a la de un año antes.

Con todo, el volumen que la Iglesia recibe por aportaciones aumenta año tras año. Desde los 241,3 millones de euros derivados desde la declaración de la renta de 2007, la cuantía no ha hecho más que crecer incluso en tiempos de crisis, cuando solo registró caídas críticas en los años 2009 y 2011, los ejercicios más peliagudos de la recesión económica. 

Las rentas altas sí marcan

Y esto porque más también es más. La Iglesia sumó el ejercicio pasado más fieles con poderío económico, al ganar 23.672 rentas superiores a los 30.000 euros entre sus benefactores. Las aportaciones de los más ricos compensaron la pérdida de contribuyentes con rentas más bajas en 2016. El perfil cada vez más alto de las rentas que marcan la X de la Iglesia sería entonces el responsable de que su asignación subiera un 2,38% en 2016 con respecto a la declaración, ejercicio en que la institución ingresó por esta vía 249,16 millones de euros.

Con todo, en Aragón, Asturias y Guipúzcoa, sometida al concierto vasco y por lo tanto con distinto régimen fiscal, muchas rentas altas también dejaron de marcar la X de la Iglesia, como reflejan los datos recogidos por la Conferencia Episcopal. Los aragoneses contribuyeron con 7.557.821, 149.658 euros menos que el ejercicio anterior, al perder 9.670 asignaciones en la comunidad, un 1,09% respecto de 2015. La Iglesia vio como desaparecían 8.115 X en 2016, lo que le restó en esa comunidad 82.650 euros. Peores resultados obtuvo en Guipúzcoa, donde dejó de ingresar 96.546 euros y perdió 5.760 casillas en 2016.

El porcentaje de los contribuyentes que marcan las dos X, la Iglesia pero  también la de Otros Fines sociales ha aumentado un año más: del 60% en 2015 al 62,5% en la declaración de 2016.  Sin embargo, hasta 600.000 declarantes no se decantaron ni por una ni por otra y solo dejaron el espacio en blanco. La X solidaria recaudó 300 millones de euros en el ejercicio 2016.

De vuelta a la Iglesia, próximos a la institución, hay más mujeres que hombres concienciados con la asignación, pero con una diferencia poco significativa cuando el 35,32% de las casillas las marcan ellas y el 32,54% lo marcan ellos.

La institución pierde contribuyentes en toda España

Las comunidades autónomas donde la Iglesia pierde más contribuyentes son Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura, hasta un 2,93%, un 2,5% y 2,15% menos casillas marcadas. De acuerdo a los datos ofrecidos por la Conferencia Episcopal, menos es más confirmado. La Iglesia católica pierde contribuyes en todas las comunidades menos Álava, que en 2016 ganó 696 X, pero aumenta el importe recaudado en 13 de las 17. Aunque las asignaciones disminuyeron de modo similar en todas, la institución dejó de ingresar de manera significativa en Aragón (-149.658 euros menos), Asturias  (-82.650 euros ) y Extremadura (-28.679 euros). 

Por contra, las provincias o comunidades que más contribuyeron a la asignación a la Iglesia en número absolutos fueron Madrid, Barcelona, Valencia, Vizcaya, Sevilla, Murcia y Zaragoza. En relación al año anterior, los contribuyentes que más aumentaron esta aportación a la Iglesia fueron  los de Navarra (+1,66 millones), Madrid (+1,65 millones) y Barcelona (+1,303 millones).

Ahora en Portada 

Comentarios