Viernes, 24.11.2017 - 01:27 h

MADRID. EDUCACIÓN CREARÁ LA FIGURA DEL 'PROFESOR VISITANTE DISTINGUIDO' PARA ATRAER TALENTO A LA UNIVERSIDAD

El borrador de la Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior (Lesme) contempla la creación de la figura del 'profesor visitante distinguido' para facilitar la contratación de investigadores de prestigio en las universidades madrileñas.
Según Educación, se trata de una estrategia para favorecer la internacionalización del sistema, que pasa por atraer a más profesores y estudiantes extranjeros y por impulsar la oferta de títulos en inglés.
Consciente de los obstáculos que el exigente sistema de acreditación español supone para la contratación de investigadores de prestigio en el sistema público, la norma (actualmente en fase de borrador) propone crear una figura “transitoria” que permita contratar personal extranjero durante un tiempo no superior a cinco años.
Su ‘acreditación’ dependería de la Agencia Madrileña Fundación Madri+D, que se encargaría de emitir una evaluación inicial en función de la trayectoria y méritos del investigador. “Esto es, de forma mucho más ágil y rápida, al modo anglosajón”, apuntan.
Ahora bien, si el citado investigador quiere quedarse de forma permanente en el sistema universitario madrileño o español habrá de seguir el proceso ordinario y obtener su acreditación a través de la Agencia Nacional para la Evaluación y Certificación de la Calidad (Aneca).
Esta figura, similar a la de los 'Tenure Track', busca solo agilizar el proceso de contratación y evitar que muchos contratos de investigadores de prestigio se pierdan por cuestión de plazos.
Así lo justifican desde la Consejería, que aclara que en cualquier caso, estos profesores visitantes no podrán cobrar menos que los profesores titulares de universidad. “Bajo ningún concepto se trata de crear profesores precarios” para que las universidades solucionen problemas de personal, recalcan.
A su juicio, esta figura favorecerá la internacionalización de la universidad madrileña y reforzará su autonomía, dos objetivos fundamentales en la nueva ley que prepara el departamento que dirige Rafael Van Grieken.
Junto a ellos, otros objetivos de la nueva norma pasan por reforzar la concepción del servicio público de la universidad, mejorar la atención a los estudiantes, elevar la transparencia y la gobernanza del sistema, proporcionar un modelo de financiación estable y poner en valor la investigación y la docencia innovadora.

Ahora en portada

Comentarios