Miércoles, 18.09.2019 - 08:11 h
Se enfrenta a tres años de cárcel por delito fiscal

Borja Thyssen entra en números rojos en España y en Reino Unido mueve millones

La sociedad española dueña de sus propiedades en Sotogrande, Tarrasa, Ibiza y La Moraleja entra en pérdidas, pero no sus filiales de habla inglesa.

Borja Thyssen y su mujer Blanca Cuesta.
Borja Thyssen y su mujer Blanca Cuesta. / EFE

La sociedad patrimonial de Borja Thyssen, primogénito de la baronesa Tita Cervera, acaba de presentar cuentas. Y, por primera vez, muestran un balance negativo (-99.043,86 euros). Promociones Cap Da Sa Mola S.L mantiene sus activos de 15,5 millones. Y es en esta sociedad donde el heredero Thyssen tiene sus grandes propiedades inmobiliarias españolas. Su apartamento en La Marina de Sotogrande, su casa de La Finca, en Pozuelo de Alarcón, varios pisos y locales en Tarrasa y dos chalets de lujo en Jesús, Ibiza.

Parte del negativo de esta sociedad responde a las inversiones financieras que ha realizado la misma, una suma que se eleva a 1,8 millones de euros,  de los cuales 1,4 pertenecen a una inversión -según recoge su balance de cuentas de 2018- en la app 'estrella' de las finanzas: Fintonic. Los consejeros delegados de grandes bancos como Javier Martín, del Santander; Pedro Luis Uriarte Santamaría, del BBVA; y Carina Szpilka, de ING, también han invertido en la start-up. 

Vista general de La Marina de Sotogrande, Cádiz
La Marina de Sotogrande, Cádiz, donde Thyssen tiene un apartamento con amarre / D.R.

Una inversión por la que Borja Thyssen no está obteniendo los resultados que esperaba. Fintonic es una aplicación que controla las finanzas personales de medio millón de españoles y que facturó más de 914.000 euros en 2016. Un año después, duplicó el gasto en personal, pero la cifra de negocios, en lugar de dispararse, bajó hasta los 896.000 euros.

De Promociones Cap Da Sa Mola S.L pende Initial Investment LTD, radicada en Londres. Una sociedad en números verdes que tiene una compleja actividad en el gran holding del coleccionista. El registro mercantil británico da cuenta de un pago de 8,2 millones de libras por parte de esta sociedad a Gobrach LLC, una firma con sede en Nevada (EEUU) que, según indica la entidad inglesa, es propiedad de Borja Thyssen. También apunta que Promociones Cap Da Sa Mola S.L tiene que hacer una aportación de 9 millones de libras a Initial Direct Limited. Una fuerte actividad que choca con el tradicional argumento de la familia, que esgrime siempre una supuesta falta de liquidez por tener todo invertido en bienes muebles e inmuebles. 

La amenaza de tres años de cárcel y un millón de multa

Mientras tanto, los abogados del hijo de la baronesa siguen en trámites para solventar otra situación delicada del empresario con Hacienda. Borja y su mujer, Blanca Cuesta, se enfrentan a tres años de prisión, así como a una multa de un millón de euros. En concreto, la Fiscalía les acusa de haber defraudado a las arcas públicas un total de 336.417,89 euros correspondientes al ejercicio fiscal de 2010.

El delito se detectó con la transmisión de las participaciones de la empresa Cas Capetó S.Ll, de la que es administradora única la nuera de la Baronesa, Blanca Cuesta; en favor de una serie de sociedades holandesas opacas: Princess Four BV, Hermosa Beach Holding BV y Martínez Investments BV. Esta operación se hizo a través de tres escrituras públicas de compraventa otorgadas por Borja Thyssen (titular del 50% de las participaciones), Blanca Cuesta (que poseía el 40%) y la sociedad Caribean Breeze S.L. (titular del 10%). 

La irregularidad que atisba la Fiscalía es que el activo de Cas Capetó S.LI estaba constituido fundamentalmente por una casa en Ibiza, que carecía de personal contratado y sin actividad económica alguna. El problema que encuentra es que de los dos acusados presentaron en la declaración de IRPF de 2010 una ganancia patrimonial de 2,2 millones de euros por la venta por las participaciones, cuando la ganancia real había sido de 3,7 millones de euros. Así, se acusa a Borja y a Blanca de haber ocultado "a la Hacienda Pública la cantidad de 1.586.037,39 euros". 

La baronesa siempre ha utilizado la delicada situación de su hijo con el fisco para negociar la continuidad de su colección privada en España, al margen de la donada por el barón al Estado Español. Pero esta historia que aún no tiene final y que está pendiente de las próximas elecciones generales, ya se la hemos contado:

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios