Sábado, 21.09.2019 - 12:07 h
El tercer hombre más poderoso del Vaticano

El cardenal George Pell, condenado por abusos sexuales a dos menores

El Papa prohíbe al clérigo acercarse a menores y oficiar misa hasta que se resuelva la apelación. Violó y abusó de dos monaguillos de 13 años.

El cardenal australiano George Pell en la Corte este martes en Melbourne (Australia).
El cardenal australiano George Pell en la Corte este martes en Melbourne  / EFE

El cardenal australiano George Pell, quien fue el tercer hombre más poderoso del Vaticano, fue hallado culpable de abusos sexuales a menores por un tribunal en Melbourne, informaron hoy a Efe fuentes judiciales. Pell, el religioso de más alto rango de la iglesia católica australiana, violó a un niño de un coro de 13 años en la década de 1990 y abusó sexualmente a otro de la misma edad en el prestigioso colegio St Kevins.

El Papa ha confirmado las medidas cautelares impuestas al cardenal australiano George Pell, que le prohíben oficiar misa y acercase a menores, hasta que se resuelva su apelación contra la sentencia que le ha considerado culpable cinco cargos de abusos sexuales por un tribunal de Melbourne.

El director interino de la sala de prensa del vaticano, Alessandro Gisotti ha manifestado que la Santa Sede está esperando el resultado del proceso de apelación, "recordando que el cardenal Pell ha reiterado su inocencia y tiene derecho a defenderse hasta el último grado", si bien ha manifestado que esta "noticia dolorosa" ha impactado a muchas personas, "no solo en Australia". "Reiteramos el máximo respeto por las autoridades judiciales australianas", ha dicho.

El veredicto fue emitido el pasado 11 de diciembre pero este no pudo divulgarse hasta hoy por razones legales. Pell, que se encuentra en libertad condicional pero que podría ser puesto bajo arresto mañana, se enfrenta a unos 10 años de cárcel en una condena que se espera que el tribunal anuncie durante la primera mitad de marzo.

Los cinco cargos que pesan sobre Pell son por actos cometidos en Melbourne entre 1996 y 1997. Uno de ellos es por la penetración a un menor que tuvo lugar después de que el entonces arzobispo de Melbourne oficiara una misa, mientras que los otros cuatro son por cometer actos indecentes contra los dos menores.

Tras el veredicto, una de las dos víctimas pidió a través de un comunicado que se mantenga en secreto su identidad al asegurar que no es un portavoz de las víctimas de pederastia, solo "un 'tío' trabajador común y corriente que mantiene y protege a su familia lo mejor posible".

"Necesito espacio y tiempo para soportar el proceso judicial en marcha", dijo la víctima que destacó que al igual que otros sobrevivientes de abusos sexuales pasó "vergüenza, soledad, depresión y una lucha (interna)" que le llevó "años en entender el impacto en mi vida". La otra víctima murió en 2014 en un incidente circunstancial.

El veredicto se emite tras meses de un complicado proceso judicial que se mantuvo en secreto para proteger la presunción de inocencia de Pell y el abandono de un segundo juicio por los presuntos abusos del religioso contra menores en Ballarat, su ciudad natal, en la década de 1970.

La sentencia tiene lugar después de la cumbre vaticana para abordar la pederastia en la Iglesia, el papa Francisco ofreció este domingo ocho pautas para erradicar la "monstruosidad" de los abusos a menores, pero la falta de medidas concretas decepcionó a las víctimas.

Ahora en Portada 

Comentarios