Lunes, 21.10.2019 - 15:21 h
Sucesos

La Policía encuentra restos de un cuerpo en Tenerife e investigan si son de Romina

Su búsqueda en el mar por la Guardia Civil había sido suspendida. El marido marcó los puntos donde aseguró que había ocultado el cuerpo.

Romina
El marido de Romina Celeste / EFE

La Policía ha encontrado restos de un cuerpo y están comprobando si pudieran ser de Romina Celeste, mujer desaparecida desde el 1 de enero en Tenerife. Así lo manifiestan sus familiares en 'La Mañana' de TVE. Los perros fueron los que habrían marcado el baño de la vivienda que compartía con su marido y el coche en el que Raul días antes confesaba que había llevado el cuerpo tras "encontrarla muerta". 

La búsqueda por mar de Romina había sido suspendida cautelarmente tras varios días intentando localizarla en los puntos de costa de Lanzarote en los que su marido, actualmente en prisión comunicada sin fianza, dijo haberse deshecho del cuerpo, aunque la Guardia Civil continúa inspeccionando la vivienda.

Así lo han informado a Europa Press fuentes de la Benemérita, que añaden que, en concreto, los trabajos se centran este jueves en otra de las plantas de la casa y que este viernes se investigará el vehículo. En este sentido, uno de los canes de la Guardia Civil 'marcó' varios puntos de la vivienda, además del portabultos del coches.

Mientras, en los próximos días se espera inspeccionar también la oficina, que permanece precintada, aunque a priori no se estima que se puedan encontrar pistas en este lugar sobre lo ocurrido.

Prisión para el marido

Ayer miércoles, la juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife (Lanzarote) decretó el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para Raúl D.C. --el marido de Romina Celeste Núñez-- por la presunta comisión de los delitos de maltrato habitual y homicidio u asesinato.

Por su parte, Romina fue vista por última vez durante la pasada Nochevieja y su marido, ahora principal sospechoso, denunció su desaparición una semana después, siendo este domingo, 13 de enero, después de que la Guardia Civil encontrara indicios suficientes de su relación con la desaparición.

El hombre relató este lunes que halló a su mujer muerta y que, asustado porque había consumido drogas, la arrojó al mar, por lo que especialistas del Instituto Armado activaron una búsqueda en diferentes puntos de la costa lanzaroteña para intentar localizar el cuerpo de la joven paraguaya.

Ahora en Portada 

Comentarios