Jueves, 15.11.2018 - 04:02 h
Polémica

La Policía Municipal impide que haya estatuas humanas en la Puerta del Sol

En el marco de un plan que pretende impulsar el Ayuntamiento para regular este tipo de atracciones como ya se hizo con los músicos callejeros.

Los nuevos consejeros de Cifuentes toman posesión de su cargos este martes en la Puerta del Sol
 

La Policía Municipal de Madrid impide desde hace varias semanas que las estatuas humanas que trabajan en la Puerta del Sol, en el marco de un plan que pretende impulsar el Ayuntamiento para regular este tipo de atracciones turísticas como ya se hizo con los músicos callejeros.

La portavoz municipal, Rita Maestre, ha dicho hoy en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que la intención del Ayuntamiento es "conjugar la protección de los espacios emblemáticos de la ciudad" con el "derecho" de estas personas de "desarrollar su actividad laboral".

Maestre ha dado estas explicaciones a raíz de la información publicada hoy por el diario ABC, que informa de que el Ayuntamiento ha exigido poner fin a la instalación de estatuas humanas y obliga a identificarse a las personas disfrazadas, una acción que se enmarca en el plan de protección antiterrorista, según este periódico.

"No existe ningún tipo de regulación especifica, ningún mecanismo concreto para este tipo de actividad", ha reconocido la portavoz municipal en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Por ello, el Ayuntamiento quiere impulsar una normativa que ordene la instalación de los mimos y las estatuas humanas en el espacio público, del mismo modo que se han restringido y delimitado las calles y los horarios donde pueden actuar los músicos callejeros que tienen además que solicitar un permiso municipal para ello.

El pasado febrero, el equipo de Gobierno de Manuela Carmena presentó una normativa que impide a los músicos actuar en la gran mayoría de las calles del distrito centro e impone horarios en el resto de zonas, según sean consideradas de "uso terciario" -las más turísticas- o residenciales.

Ahora en Portada 

Comentarios