Sábado, 24.08.2019 - 20:35 h
200 millones de euros en España

Las pymes de medicamentos 'enferman' por el gasto en la lucha contra el fraude

El nuevo Sistema Europeo de Verificación de Medicamentos obliga a los laboratorios farmacéuticos a adaptar la tecnología y las líneas de producción.

Destinan más de 1,6 millones para medicamentos exclusivos en los hospitales de la Región
Destinan más de 1,6 millones para medicamentos exclusivos en los hospitales  / EUROPA PRESS

La Unión Europea trabaja para poner freno a la venta de medicamentos falsificados dentro de la cadena de suministro legal, es decir, las farmacias y los hospitales. La fecha marcada en rojo en el calendario es el 9 de febrero de 2019 y las farmacéuticas españolas deberán afrontar antes de esta fecha un gasto estimado de 200 millones de euros para adaptar sus plantas al nuevo Sistema Europeo de Verificación de Medicamentos.

La nueva normativa exigirá a los laboratorios insertar un código de seguridad diferente en cada envase para evitar fraudes. Para ello, las compañías de genéricos deberán gastar 60 millones por los 140 de los laboratorios del resto de marcas. Una iniciativa que amenaza con asfixiar económicamente a los pequeños y medianos empresarios del sector.

En un principio, la industria farmacéutica vaticinaba un gran coste en nuevas tecnologías, pero finalmente, el mayor gasto lo deberán afrontar para adaptar las líneas de producción, una cifra que varía entre 300.000 y 400.000 euros. Varios de los pequeños y medianos laboratorios de España cuentan con una, dos o tres líneas de producción, por lo que la cifra a afrontar puede llegar a superar el millón de euros.

"Muchas de las empresas tendrán que apretarse el cinturón para poder afrontar este gasto en 2018", aseguran fuentes conocedoras del sector, que reconocen que "en alguno de los casos puede llegar a ser inasumible". Una vez se implante el dispositivo de seguridad mediante un ‘datamatrix’ (código de barras bidimensional), el sistema necesitará un soporte anual de entre 5,5 y 8 millones de euros en España.

Fotografía de un laboratorio farmacéutico
Biosearch Life consigue la máxima acreditación para su laboratorio de análisis

En este sentido, Humberto Arnés, director de Farmaindustria, afirmó durante el seminario de la compañía celebrado recientemente, que “el apoyo financiero público a nuestras pymes se hace aquí imprescindible”. Para ello, la patronal farmacéutica negocia con el Ministerio de Sanidad una serie de subvenciones y ayudas económicas.

1.170 millones en medicamentos ilegales en España

La cadena de suministro legal en España ha controlado hasta la fecha la falsificación de medicamentos, que movió 1.170 millones de euros en 2016, siempre en el mercado ilegal, según los cálculos de la Oficina de Propiedad Intelectual comunitaria. Esto supone que la cadena legal facture casi un 6% menos, pese a que "no son nuestra gran competencia, porque suministran medicamentos que un médico no recetaría de forma normal, como los dirigidos a mejorar la forma física en los gimnasios”, asegura Emili Esteve, director del Departamento Técnico de Farmaindustria.

La venta de falsificaciones en el mercado ilegal es imparable, pero en Europa sí ha habido problemas en el mercado legal. Por ejemplo, en hospitales de Italia o Reino Unido que han sufrido robos de medicamentos que después han sido falsificados y colocados como medicamentos legales. Unas escaramuzas que han llevado a la Unión Europea a tomar esta decisión en todo el territorio.

Operación de la Guardia Civil contra el tráfico ilícito de medicamentos
Operación de la Guardia Civil contra el tráfico ilícito de medicamentos

El futuro Sistema Europeo de Verificación de Medicamentos para evitar falsificaciones en las farmacias y hospitales estará basado en un identificador único, además de incorporar cierres que permitan verificar que no han sido manipulados. Cada envase saldrá del laboratorio con un código de millones de números y solo podrá entrar a los puntos de suministro si coincide la numeración.

Así, se limita el riesgo de uso humano al evitar que cualquier intermediario falsifique el medicamento. Actualmente, “si alguien roba un medicamento, se puede falsificar como un bolso o una camiseta. Con estos códigos, solo se podría falsificar un envase, por lo que no sería rentable y sería rechazado en caso de que el original ya hubiera llegado a una farmacia o un hospital”, apuntilla Emili Esteve.

Ahora en Portada 

Comentarios