Sábado, 21.09.2019 - 01:32 h
Crea zonas específicas para quien decida hacerlo

Playas sin humos: Lloret de Mar prohíbe fumar en las áreas con bandera azul

La playa de Sa Boadella, la más natural del municipio, es la única en la que no está permitido fumar de forma integral. El resto, dispone de espacios.

Lloret de Mar
En las playas de Lloret de Mar no se puede fumar en todos los espacios / Pixabay

Lloret de Mar aprobó a principios de año que se dejara de fumar en sus playas y ya ha empezado a cumplirlo. El municipio de la costa de Girona ha prohibido fumar este verano en una de sus playas y en diferentes zonas de otras cuatro. Así, agentes cívicos informan a los bañistas de esta medida y unas banderolas de gran tamaño con la frase "zona sin humo" escrita en diferentes idiomas delimitan las áreas en las que no se puede fumar.

El concejal responsable de Espacio Urbano y Sostenibilidad, Jordi Orobitg, ha explicado que para implementar esta medida se han escogido áreas del litoral con bandera azul por sus destacadas condiciones medioambientales y los servicios que prestan. De esas playas, con la excepción de la de Sa Boadella, la más natural del municipio y donde la restricción es integral, las zonas sin humo que se han escogido son las más idóneas para los niños por su escasa profundidad, según detalla Orobitg.

"Allí es donde se concentra el turismo familiar y donde hay espacios como los miniclubes -de entretenimiento infantil tutelado-, la biblioplaya o los deportivos, en los que, por su propia naturaleza, es lógico que no se fume", ha destacado el concejal. Jordi Orobitg ha señalado que la prohibición de fumar acabará con las colillas tiradas en la playa, que se depositan en la arena, con todos los componentes tóxicos que comportan. "Poder extender la toalla en la arena sin miedo a encontrarte una colilla es algo que agradece todo el mundo", ha afirmado.

Orobitg ha admitido que se han inspirado en un proyecto que funciona en Galicia, y ha puntualizado que Lloret de Mar puede contribuir a su difusión pública como segundo destino turístico más importante de Cataluña, con 1,3 millones de visitantes anuales. El ayuntamiento ha recibido algunas críticas de bañistas, pero el concejal ha señalado que "predomina la adhesión a la propuesta, que se entiende como buena y adecuada. 

"En ningún caso excluimos que alguien libremente pueda consumir tabaco en el espacio público si lo cree conveniente, pero reservamos zonas específicas donde está restringido", ha concluido. Los agentes cívicos que recorren las playas advierten de la prohibición a quienes encienden un cigarro en esas áreas y recorren también el resto del litoral de Lloret de Mar para repartir ceniceros entre quienes fuman en las zonas permitidas, para evitar que se depositen colillas en la arena.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios