Ha durado 25 segundos

Pedro Sánchez consigue la atención de Joe Biden en un paseo hacia la cumbre

El presidente consigue la primera imagen con Joe Biden. Tras el final de las pertinentes fotografías previas a la reunión, Sánchez se apresuró para mantener una breve conversación con él.

sanchez y biden
Pedro Sánchez consigue la atención de Joe Biden en un paseo hacia la cumbre.
L.I

El primer viaje oficial del presidente de EE.UU, Joe Biden, ha sido para asistir a la cumbre de la OTAN en Bruselas. En este mismo lugar el presidente de España, Pedro Sánchez, ha hablado por primera vez con él. Justo al final de las pertinentes fotografías y tras un pequeño montaje de la organización, una voz anunció que los líderes se trasladaran a la sala de la conferencias de la OTAN. En ese momento, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se apresuró para alcanzar a Joe Biden y poder mantener una charla con él. Ésta ha durado 25 segundos.

La situación llamó la atención a la cámara que grababa el acto inicial y siguió la conversación que ambos mantuvieron. La mascarilla que llevaban los dos dirigentes impidió saber de qué hablaban exactamente. Lo que quedó claro es que fue el presidente Sánchez el que llevó la iniciativa de la conversación durante el breve tiempo, mientras Biden mantenía su cabeza de frente sin dirigirle la mirada. Finalmente, lo miró a los ojos y, tras unos pocos segundos, se separó de Sánchez. Más tarde, fueron entrando los diferentes líderes en un pasillo que les llevaría al lugar de la reunión donde se espera que discutan la hoja de ruta para los próximos diez años.

Encuentro Joe Biden y Pedro Sánchez

Hasta el momento, Joe Biden no había mantenido contacto alguno con Pedro Sánchez desde que tomó posesión de su cargo el 20 de enero. La primera reunión entre ambos se produce en plena crisis diplomática con Marruecos, después de que más de 10.000 personas, 2.000 de ellas menores, entraran el 17 y 18 de mayo en Ceuta de forma irregular ante la pasividad de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Este hecho ha causado la condena esta semana del Parlamento Europeo por el "uso de menores" por parte marroquí para presionar a un Estado, en una resolución aprobada por la Eurocámara que Marruecos ha enmarcado en un intento de España de "europeizar" una crisis bilateral que tiene como germen el asunto del Sahara Occidental.

Antes de esta escena, Pedro Sánchez se había reunido con el primer ministro británico, Boris Johnson, para hablar de las relaciones bilaterales, la pandemia y el futuro acuerdo entre la UE y Reino Unido sobre Gibraltar. Según ha explicado el propio Sánchez en su Twitter, el encuentro ha servido para abordar "la necesidad de seguir reforzando las relaciones bilaterales, profundizando en áreas como seguridad y defensa, e impulsar el acuerdo entre España y Reino Unido en lo relativo a Gibraltar".

Fuentes de Moncloa han precisado que el encuentro ha transcurrido "en un clima de cordialidad y conscientes de la importancia de las relaciones" en todos los ámbitos entre los dos países, que mantienen una "relación histórica privilegiada", y del "interés compartido en profundizar en áreas como la seguridad y la defensa. Sánchez y Johnson también han hablado de la lucha contra la pandemia de la Covid-19 y los avances en la vacunación, han precisado las fuentes, sin aclarar si los dos mandatarios han hablado de las restricciones de viaje impuestas en la actualidad.

sanchez biden hablando
Pedro Sánchez consigue la atención de Joe Biden en un paseo hacia la cumbre.
L.I

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN han hecho este lunes un llamamiento a revitalizar la Alianza Atlántica y fomentar la cooperación entre Estados Unidos y Europa tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, dejando atrás las discrepancias vividas durante la etapa de Donald Trump.

Antes de arrancar la cumbre de líderes que se celebra en Bruselas, el propio presidente estadounidense ha sido taxativo al decir que la organización militar es "importante para los intereses de Estados Unidos" y ha recordado que cuando el país fue atacado en 2001 la OTAN respondió y activó por primera y única vez el articulo sobre defensa colectiva. Biden además ha loado el "liderazgo creíble" del secretario general, Jens Stoltenberg, y ha apuntado a la modernización de la Alianza Atlántica ante nuevos desafíos como la agresividad de Rusia o el auge de China.

Distintos líderes aliados han insistido en fortalecimiento de las relaciones trasatlánticas a su llegada a la reunión. El más explícito ha sido el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, quien ha señalado que hay que pasar del "America primero, al juntos primero", en respuesta al eslogan que popularizó Trump.

"No ser inocentes con China"

Otro de los temas que marcarán la cita es la relación con China. Los líderes aliados abordarán el auge de Pekín en la escena internacional y cómo eso afecta a las cuestiones de seguridad colectiva, aunque por el momento evita señalar a Pekín como una amenaza.

"China no actúa en línea con lo que es un buen comportamiento internacional, debemos hablar claro de estos temas", ha defendido Solberg, algo que ha secundado Rutte cuando ha pedido "no ser inocentes" con Pekín. "Es crucial que discutamos la relación, pero debemos mantener los contactos", ha dicho el mandatario neerlandés.

Johnson, por su parte, ha recalcado que "nadie quiere una nueva Guerra Fría con China" y ha pedido gestionar en el seno de la OTAN las cuestiones que emergen con el papel de China como potencia, pero también discutir "oportunidades" de cooperación.

La próxima cumbre es en España

El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, ha avanzado este lunes que España será la sede de la cumbre de la OTAN en 2022, después de declarar que su país aspira a organizar la siguiente, en 2023.

"Estoy contento de dar infraestructura y ser anfitrión de la siguiente cumbre, después de la de España en 2022", ha asegurado Nauseda, en declaraciones a su llegada a la cumbre de este lunes en Bruselas.

Mostrar comentarios