Viernes, 06.12.2019 - 01:46 h
Por la inestabilidad política

EEUU emite una alerta de viaje a Hong Kong por las últimas manifestaciones

El aeropuerto se ha convertido estos días en el principal epicentro de una protestas que comenzaron a principios de junio.

La policía dispara gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en Sham Shui Po, Hong Kong. /EFE
La policía dispara gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en Sham Shui Po, Hong Kong. /EFE

El Gobierno de Estados Unidos ha emitido este miércoles una alerta de viaje a Hong Kong y ha reclamado a sus ciudadanos que "aumenten las precauciones" a causa de las manifestaciones de las últimas semanas en este territorio chino.

El Departamento de Estado del país norteamericano ha indicado en su alerta de viaje que "desde junio de 2019 han tenido lugar manifestaciones políticas de pequeña y gran escala en varias zonas de Hong Kong, incluido el aeropuerto". "La mayoría han sido pacíficas, pero algunas han derivado en confrontaciones o enfrentamientos violentos. La Policía ha empleado varias medidas de control de masas, incluidos gases lacrimógenos", ha señalado.

En este sentido, ha resaltado que "las protestas y enfrentamientos se han extendido a barrios distintos a aquellos en los que la Policía había autorizado marchas o manifestaciones. "Es probable que continúen estas protestas, que pueden tener lugar con poco margen de aviso o sin anuncio", ha remachado.

Durante la jornada de este miércoles, la Policía de Hong Kong ha empleado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes antigubernamentales que se habían congregado frente a una comisaría ante la negativa de estos a abandonar el lugar y al uso continuado de punteros láser contra el edificio, según el diario local 'South China Morning Post'.

Asimismo, un tribunal ha admitido una solicitud de la Autoridad Aeroportuaria y ha prohibido la celebración de protestas en el aeródromo internacional, con la única excepción de dos zonas de la terminal alejadas de los principales puntos de tránsito de pasajeros y empleados.

El aeropuerto se vio obligado a suspender los vuelos el lunes y el martes por la presencia de miles de personas que bloqueaban principalmente el área de facturación. Este miércoles por la mañana, no obstante, se han cancelado 63 despegues y una cifra similar de aterrizajes.

El aeródromo se ha convertido de esta forma en el principal epicentro de una protestas que comenzaron a principios de junio para reclamar la paralización de una ley que autorizaba la extradición de sospechosos a la China continental. La rebelión, sin precedentes en décadas, se ha endurecido con críticas al Gobierno de Carrie Lam, a la que han reclamado reformas más amplias.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING