Martes, 17.07.2018 - 05:46 h

Gorbachov dice que el mundo parece que se está preparando para una guerra

El que fuera Premio Nobel de la Paz en 1990 ha escrito una columna de opinión en la revista Time en la que desgrana su preocupación ante el rumbo que está tomando el mundo. 

El último líder de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, ha alertado de que parece que el mundo “se está preparando para una guerra”.

Mijail Gorbachov y Boris Yeltsin

Sabe como pocos lo que es la Guerra Fría y el enfrentamiento entre bloques. Gorbachov fue uno de los artífices de la caída del telón de acero, y ahora ve el devenir del mundo con preocupación.

El último líder de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, ha alertado de que parece que el mundo “se está preparando para una guerra”. Ve aterradora esa idea y ha pedido públicamente que Rusia y Estados Unidos se reúnan, junto al resto de jefes de Estado y la ONU, para declarar “inaceptable” una guerra nuclear.

El que fuera Premio Nobel de la Paz en 1990 ha escrito una columna de opinión en la revista Time en la que desgrana todas estas preocupaciones.

El mundo está abrumado, confundido... y los políticos también. Pero hoy no hay problema más urgente que la militarización de la política y la nueva carrera armamentista. Detener e invertir esta carrera ruinosa debe ser nuestra máxima prioridad.La situación actual es demasiado peligrosa

Más tropas, tanques y vehículos blindados de transporte de personal están siendo llevados a Europa. Las fuerzas de la OTAN y de Rusia y las armas que solían ser desplegadas a distancia están ahora más cerca unas de otras, como para disparar en blanco.

Mientras que los presupuestos estatales están luchando para financiar las necesidades sociales esenciales de las personas, el gasto militar está creciendo. El dinero se encuentra fácilmente para armas sofisticadas cuyo poder destructivo es comparable al de las armas de destrucción masiva; Para submarinos cuya única descarga es capaz de devastar medio continente; Para sistemas de defensa antimisiles que socavan la estabilidad estratégica.

Los políticos y los líderes militares suenan cada vez más beligerantes y las doctrinas de defensa más peligrosas. Los comentaristas y personalidades de televisión se unen al coro belicoso. Todo parece como si el mundo se preparara para la guerra.

En la segunda mitad de la década de 1980, junto con los Estados Unidos, iniciamos un proceso de reducción de las armas nucleares y reducción de la amenaza nuclear. Hasta ahora, como informaron Rusia y los Estados Unidos a la Conferencia de Revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear, el 80% de las armas nucleares acumuladas durante los años de la Guerra Fría han sido desmanteladas y destruidas. La seguridad de nadie ha disminuido y se ha reducido el peligro de una guerra nuclear que se inicia como resultado de un fracaso técnico o de un accidente.

Esto fue posible, sobre todo, por la conciencia de los líderes de las grandes potencias nucleares de que la guerra nuclear es inaceptable.

En noviembre de 1985, en la primera cumbre de Ginebra, los dirigentes de la Unión Soviética y de los Estados Unidos declararon: La guerra nuclear no puede ser ganada y nunca debe ser combatida. Nuestras dos naciones no buscarán la superioridad militar. Esta declaración fue recibida con un suspiro de alivio en todo el mundo.Un borrador en el politburó decía: Responder a los ataques con todos los medios. Nos negamos.

Recuerdo una reunión del Politburó en 1986 en la que se discutió la doctrina de la defensa. El borrador propuesto contenía el siguiente texto: "Responder a los ataques con todos los medios disponibles". Los miembros del politburó se opusieron a esta fórmula. Todos coincidieron en que las armas nucleares deben cumplir un solo propósito: prevenir la guerra. Y el objetivo final debe ser un mundo sin armas nucleares.Rompiendo el círculo vicioso

Hoy, sin embargo, la amenaza nuclear nuevamente parece real. Las relaciones entre las grandes potencias han ido de mal en peor desde hace varios años. Los defensores de la acumulación de armas y el complejo militar-industrial se están frotando las manos.

Debemos salir de esta situación. Necesitamos reanudar el diálogo político para tomar decisiones conjuntas y acciones conjuntas.

Existe la opinión de que el diálogo debe centrarse en la lucha contra el terrorismo. Esta es una tarea importante y urgente. Pero, como un núcleo de una relación normal y, finalmente, la asociación, no es suficiente.

El foco debe ser una vez más sobre la prevención de la guerra, la eliminación de la carrera de armamentos y la reducción de los arsenales de armas. El objetivo debe ser acordar, no sólo en los niveles de armas nucleares y los techos, sino también en la defensa de misiles y la estabilidad estratégica.

En el mundo moderno, las guerras deben ser proscritas, porque ninguno de los problemas globales que enfrentamos puede ser resuelto por la guerra - no la pobreza, ni el ambiente, la migración, el crecimiento de la población o la escasez de recursos.Pide a la ONU que actúe

Insto a los miembros del Consejo de Seguridad de las NN.UU., el órgano que asume la responsabilidad primordial de la paz y la seguridad internacionales, a dar el primer paso. En concreto, propongo que una reunión del Consejo de Seguridad a nivel de Jefes de Estado adopte una resolución en la que se declare que la guerra nuclear es inaceptable y que nunca debe ser combatida.

Creo que la iniciativa para adoptar tal resolución debe venir de Donald Trump y Vladimir Putin, los presidentes de dos naciones que poseen más del 90% de los arsenales nucleares del mundo y por lo tanto tienen una responsabilidad especial.Hay que hacer a la gente más libre,. librarle del miedo

El presidente Franklin D. Roosevelt dijo una vez que una de las principales libertades es la libertad del miedo. Hoy en día, la carga del miedo y el estrés de soportarlo se siente por millones de personas, y la razón principal de ello es el militarismo, los conflictos armados, la carrera de armamentos y la espada nuclear de Damocles. Librar al mundo de este miedo significa hacer a la gente más libre. Esto debería convertirse en un objetivo común. Muchos otros problemas serían entonces más fáciles de resolver. El tiempo para decidir y actuar es ahora.

Gorbachov dice que el mundo parece que se está preparando para una guerra

Ahora en portada

Comentarios