Lunes, 21.10.2019 - 12:48 h
Respuesta a la UE

Italia promete reducir el gasto social para evitar incumplir el objetivo de déficit

El ministro de Economía, Giovanni Tria, asegura a la Comisión Europea que podrá reducir el gasto en políticas de bienestar para el periodo 2020-2022.

El ministro de Economía de Italia, Giovanni Tria
El ministro de Economía de Italia, Giovanni Tria. / EFE

Italia informó a la Comisión Europea de que podrá reducir el gasto en políticas de bienestar para el periodo 2020-2022, según avisa el ministro de Economía, Giovanni Tria, en la carta que hoy envió a Bruselas.

"El Gobierno italiano está comenzando una nueva revisión de los gastos y confiamos en que será posible reducir las proyecciones de gasto para nuevas políticas de bienestar en el período 2020-2022", señala en la misiva difundida hoy por el ministerio.

Se trata de la carta de respuesta de Italia a otra en la que Bruselas le pidió explicaciones por no haber realizado "los esfuerzos suficientes" para reducir la deuda pública, que en 2018 superó el 132 % del producto interior bruto (PIB).

Las políticas de bienestar a las que alude la carta de Tria se refieren específicamente a la renta de ciudadanía y cuota 100, medidas para personas desempleadas y para las pensiones introducidas a instancias del Movimiento 5 Estrellas (M5E), que gobierna en coalición con la ultraderechista Liga, y que son nombradas en otra parte de la carta.

En su respuesta a la UE, Tria también señala que "en línea con la legislación vigente, el programa de estabilidad prevé un aumento de los impuestos indirectos de casi el 1,3 % del PIB, que entraría en vigor en enero de 2020".

Y añade: "Los partidos políticos han expresado reservas sobre el previsto aumento del IVA, pero todavía tenemos una serie de medidas alternativas para garantizar la mejora estructural antes mencionada".

En la misiva, el ministro de Economía afirma que el Gobierno pretende introducir "nuevas medidas para simplificar el sistema tributario y mejorar la lealtad fiscal".

Se señala que "el Parlamento ha invitado al Gobierno a reformar, sujeto a los objetivos de reducción del déficit para el período 2020-2022, el impuesto sobre la renta personal, reduciendo el número de tramos y la presión fiscal sobre la clase media. También se realizará una revisión de las deducciones fiscales y exenciones".

Con estas medidas, el Gobierno italiano espera evitar la apertura de un procedimiento de infracción por excesivo déficit.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios