Alcaldes y presidentes de Diputación del PP firman manifiesto de apoyo a regidores catalanes que sufren "presión"

Alcaldes y presidentes de Diputación del Partido Popular (PP) han firmado un manifiesto "en defensa del orden constitucional" y de apoyo a los regidores catalanes que están "soportando la presión" de fuerzas y representantes políticos y sociales, para llevar a cabo el referéndum el próximo domingo 1 de octubre.

Según ha informado el PP, las entidades locales tienen también la "responsabilidad" de preservar "ahora más que nunca" el Estado de Derecho y consideran que deben mostrar su solidaridad yapoyo a los representantes de los Ayuntamientos catalanes que están soportando una "presión intolerable por negarse a participar en un referéndum secesionista declarado ilegal por el Tribunal Constitucional".

Del mismo modo, los regidores locales del PP también han mostrado su apoyo a funcionarios y empleados públicos, jueces, fiscales y fuerzas y cuerpos de Seguridad que están actuando "en defensa de la legalidad".

El manifiesto, en el que los alcaldes y presidentes de Diputación actúan también en nombre y representación de todos los alcaldes y concejales del PP en España, subraya que España es una nación de "ciudadanos libres e iguales, cuya soberanía nacional e integridad territorial prevalece frente a cualquier intento de referéndum ilegal de secesión".

Por este motivo, inciden en que se puede plantear y discrepar de cualquier tema, "siempre por cauces democráticos". "Si algunos dirigentes de Cataluña quieren la independencia, pueden intentarlo reformando la Constitución, pero en ningún caso saltándose la Ley o vulnerando los derechos de los demás", añaden los regidores del PP, que destacan su respaldo al Gobierno.

En el manifiesto, los dirigentes han defendido el actual modelo autonómico, pues han reivindicado que este es "el mejor y el más valioso modelo político y territorial que se pueda plantear", pues permite, a su juicio, "un altísimo grado de autogobierno, único en Europa", al estar construido bajo un "principio de solidaridad entre todas las nacionalidades y regiones que lo integran".

Por último, han solicitado a los responsables de la Generalitat, especialmente a su presidente, Carles Puigdemont, y a los diputados independentistas del Parlament de Cataluña, que vuelvan al Estado de Derecho y al cumplimiento de la Ley, "única forma de convivencia en un Estado democrático".

Ahora en portada

Comentarios