Los túneles de Glòries de Barcelona superan el trámite de aprobación inicial en comisión por 149 millones

La comisión de Gobierno también aprueba inicialmente la primera urbanización del parque

Los túneles de Glòries de Barcelona superan el trámite de aprobación inicial en comisión por 149 millones

La comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad de Barcelona ha aprobado este martes inicialmente el proyecto de los túneles de la plaza Glòries, por un importe global de la obra civil de 149,26 millones de euros, con la intención de poderlos sacar conjuntamente a licitación mediante lotes en octubre para retomar las obras a principios de 2018.

El proyecto, aprobado por todos los grupos excepto la abstención del PP en una sesión extraordinaria --la ordinaria se suspendió la semana pasada por la situación política en Catalunya-- incluye el proyecto modificado del túnel entre las calles Badajoz y Castillejos --por 96,7 millones-- y el ejecutivo actualizado de los túneles viarios entre Badajoz y la rambla del Poblenou, por 52,4 millones.

El nuevo proyecto se tramita después de que Barcelona d'Infraestructures Municipals (Bimsa) decidiera en abril rescindir el contrato con la UTE que desarrolló el inicio de la primera fase de los túneles, que acumuló retrasos y sobrecostes respecto al contrato, del que se están finalizando los trámites de liquidación.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, ha asegurado que el Gobierno de Ada Colau tiene "una hoja de ruta clara", y ha dicho que pronto publicará el acuerdo de licitación, lo que permitirá que se retomen las obras, que tienen una duración prevista de 32 meses.

Jordi Martí (grupo Demòcrata) ha celebrado la decisión, y el concejal de Cs Santiago Alonso ha pedido que las obras se retomen lo antes posible, mientras que Jordi Coronas (ERC) ha insistido en que los trabajos deben acabarse para evitar más molestias a los vecinos.

El concejal del PP Javier Mulleras ha lamentado que el Gobierno municipal detuviera las obras de Glòries, y el concejal no adscrito Gerard Ardanuy ha pedido que el Ayuntamiento mantenga el diálogo con los vecinos y comercios de la zona, ha dicho en una comisión a la que no han asistido ediles de la CUP.

Tras esta aprobación inicial, se abre una fase de exposición pública de un mes, hasta la aprobación definitiva del proyecto, que incorpora modificaciones en el primer tramo, como un cambio de geometría en las pantallas de hormigón armado, el perfeccionamiento de la ejecución del túnel bajo los ferroviarios existentes, y cambios en la rampa Besòs, entre otras.

La duración prevista de la obra, que incluye conjuntamente los dos tramos de túneles, es de 32 meses, por lo que se prevé que durante el primer trimestre de 2021 entre en funcionamiento la infraestructura, de dos túneles independientes unidireccionales con una longitud total de 957 metros para asumir el tráfico de la Gran Via, pasando por debajo de cuatro túneles de Metro y Renfe.

El primer tramo, de 508 metros de longitud, está situado entre Castillejos y Badajoz y es el más profundo --llega a 25 metros por debajo de la plaza--, mientras que el segundo será de 449 metros, entre Badajoz y la rambla del Poblenou y con una profundidad media de diez metros por debajo de la rasante de Gran Via.

CANÒPIA URBANA

La comisión de Gobierno también ha aprobado inicialmente el proyecto de urbanización para la primera etapa del proyecto global del parque de la Canòpia Urbana, en la zona de la plaza entre las calles Independència y Cartagena, con un presupuesto de 19,7 millones de euros y con un calendario que prevé iniciar las obras en enero de 2018 y terminarlas en un año.

El espacio, llamado la Clariana, cuenta con una superficie de 45.860 metros cuadrados, e incluye una gran extensión de césped de una hectárea; un paseo para peatones y bicicletas; un área de gestión de espacios verdes; un espacio de juego infantil; un área para perros, y una zona lúdico-deportiva con préstamo de material deportivo, lavabos y bar.

El futuro parque --que estará abierto las 24 horas excepto en algunas zonas-- al margen de la zona de la Clariana, también incluirá otras zonas deportivas; un intercambiador de transporte en superficie en el lado sur para integrar líneas del tranvía, buses urbanos e interurbanos; un espacio de agua que recuperará el trazado del antiguo Rec Comtal con restos de la antigua infraestructura, y huertos asociativos, entre otros espacios.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios