Miércoles, 13.12.2017 - 14:14 h

Cortado el suministro de agua de Damasco después de una contaminación con gasoleo por parte de los rebeldes

El manantial de Al Fija que abastece de agua a la capital se encuentra en la zona controlada por rebeldes en el valle de Wadi Barada, al noroeste de Damasco, en una zona montañosa cerca de la frontera con Líbano.

Según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos el Gobierno sirio controla gran parte de los territorios colindantes y durante el viernes ha realizado ataques aéreos y ha bombardeado la zona rebelde.

Según una información de la milicia chíi Hizbulá, aliada del Ejército sirio, los rebeldes de este valle han rechazado abandonar la zona y ha provocado la intervención militar de las tropas gubernamentales.

Ahora en portada

Comentarios