El hartazgo, los conflictos y Pedro Sánchez, las causas del adiós de Belloch

Entre los candidatos a la alcaldía se perfila el consejero municipal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, aunque otras fuentes apuntan a caras nuevas.

Belloch aboga por regular la dación en pago de la vivienda cuando no se pueda afrontar la hipoteca
Juan Alberto Belloch no se presentará a las primarias del PSOE para la Alcaldía /LI

'El alcalde de la Expo o el del tranvía', como se conoce a Juan Alberto Belloch en Zaragoza, anunciaba este jueves que no se presentará a las elecciones primarias del PSOE para la Alcaldía de Zaragoza al argumentar que "mi voluntad es no ser el candidato" y señaló que esta decisión ya se la había comunicado al secretario general del Partido Socialista en Aragón, Javier Lambán.

Belloch explicó su decisión amparándose en la aprobación de la resolución del último comité federal con Pedro Sánchez, en la que se recoge que para ser candidato sin ser alcalde se debía reunir un 51 por ciento de firmas de afiliados en 8 días y es "prácticamente imposible. Es una cantidad hecha para inhibir la realización de primarias en las ciudades en que hay alcalde socialista", criticó.

El socialista tiraba piedras contra su propio tejado asegurando que "si no tomo esta decisión, el lunes sería automáticamente el candidato a la Alcaldía"porque no habría tiempo para recabarlos y "ahora facilito el proceso de primarias" del que ha subrayado ser defensor.

Pero el hecho de facilitar el proceso de primarias a otros candidatos como único motivo para no presentarse, no cuadra ni entre los suyos. "Belloch lleva once años al frente de la alcaldía de Zaragoza y nos consta que su hartazgo al frente del consistorio le ha terminado ganando, pero también algunos conflictos internos con la nueva Ejecutiva de Sánchez podrían haberlo forzado a no presentarse", señalan fuentes de su partido.

"En el Ayuntamiento era un secreto a voces", explica un concejal socialista.

Belloch, juez y político de raza, a sus 64 años lleva media vida en el partido socialista y es considerado uno de 'los de la guardia vieja' junto a Alfredo Pérez Rubalcaba. Éste podría ser uno de los motivos por los que el alcalde socialista podría no contar con la aprobación de Pedro Sánchez. El proyecto del nuevo secretario general pasa por una regeneración del partido con caras nuevas y hasta el momento 'casi todo de la era Rubalcaba' ha sido sustituido.

Precisamente y en rueda de prensa, Belloch argumentó que "he mantenido un discurso claro de que hay que renovar las ideas y también verse acompañada de personas nuevas. Es necesario un relevo generacional y que se produzca esa modificación de las caras que dan el mensaje", para recordar que en su momento criticó al exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Sería incoherencia que no me lo aplicara".

De forma sintética dijo que en el "fondo es tratar de aplicar la coherencia política y es una pequeña contribución a legitimar la acción política".

También expuso que "16 años en el Ayuntamiento son muchos" de los que 12 será como alcalde desde que accediera a la Alcaldía en el 2003 y cuando concluya su tercer mandato se convertirá en el edil que más años ha regido el Consistorio de Zaragoza.

Además, "toda mi familia lo estaba deseando desde hace cuatro años y consideraban que debía tomar esa decisión", señaló.

En cuanto a su posible futuro en política ha indicado que "no tengo ni idea si concurriré a las generales. Solo se que me dedicaré a gobernar los últimos meses como alcalde de Zaragoza", ha zanjado, al apostillar que "cuando deje la Alcaldía pensare qué actividad realizo".Posibles candidatos

Sobre los posibles candidatos a primarias para la Alcaldía de Zaragoza, Belloch ha insistido en que "no entro en ese juego" en alusión al exdelegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, y el consejero municipal de Urbanismo, Vivienda, Equipamientos e Infraestructuras, Carlos Pérez Anadón que ya se perfilan para las primarias.

Fuentes socialistas aseguran que Belloch habría pactado hace meses con el secretario regional, Javier Lambán para que éste no se presentara a la alcaldía y a su vez Belloch podría haber aceptado con la única condición de no presentar a Anadón (según apuntan nunca han llevado una relación 'fluída', mientras que el consejero municipal de Urbanismo sí que se lleva muy bien con Lambán).

Parece que el resultado de las europeas confirmó el trato y las mismas fuentes aseguran que se habrían encargado de buscar una tercera vía en algunas mujeres de confianza de Belloch como Carmen Dueso, Teniente de Alcalde de Servicios Públicos y Movilidad que tras las huelgas en el servicio público de autobuses de la ciudad no saldría bien parada; la diputada Eva Sáenz que el pasado julio abandonó la Ejecutiva del PSOE Aragón y ahora sería difícil verla de candidata; y la tercera sería Pilar Alegría, nueva secretaria (desde julio) del PSOE aragonés.

En breve se abre la veda en busca de esa cara suficientemente conocida por la ciudadanía, además de preparada y joven, como busca el nuevo PSOE de Sánchez.

Sin embargo, el nombre de Anadón continúa sonando con fuerza aunque él mismo ni confirma ni desmiente su candidatura: "Es cierto que ni nombre es de los que suenan, pero yo no me pronunciado", ha señalado. El consejero ha alimentado estos días los rumores a los diferentes medios diciendo que "nunca me he apeado de decir que iba a haber primarias y que sería bueno que hubiera primarias y, puestos a que haya primarias, sería bueno también que hubiera varios candidatos".

Sobre las primarias, Belloch aseguró que no participará en el proceso de elección de candidatos a la Alcaldía de Zaragoza y no se pronunciará por ninguno de los puedan concurrir."He cumplido con mi parte y ojalá haya candidaturas para que los militantes elijan. Ojalá haya más de un candidato", ha enfatizado para recordar que él también se sometió en 1999 a un proceso de primarias para ser el candidato del PSOE a la Alcaldía de la ciudad.

"Las primarias dan un plus de legitimidad porque no es solo la elección de la dirección, sino de la militancia y si hay competencia, mejor", ha dicho. Ha añadido que "el candidato ideal para la Alcaldía de Zaragoza es el que decidan los ciudadanos".

La fecha de elección de las primarias la tiene que determinar la ejecutiva regional del PSOE-Aragón este viernes y ya se baraja el 19 de octubre o el 30 de noviembre.

En cuanto a la posibilidad de que se genere cierta bicefalia cuando haya "candidato o candidata", Belloch ha estimado que el elegido en el Debate del Estado de la Ciudad, antes de final de año,"debería asumir el protagonismo", para matizar que "tendrá coprotagoismo y sea quien sea sabe que seré alcalde hasta el último minuto".

También continuará con su escaño en el Senado hasta el final de la legislatura, "pero ahora solo me preocupan los 8 meses que hay por delante, en el Ayuntamiento, y hacer las cosas bien", ha sentenciado.Una alcaldía complicada

Su tarea como alcalde en estos años no ha sido fácil, teniendo en cuenta que en ninguna de las legislaturas en las que ha gobernado lo ha hecho con mayoría absoluta y especialmente en estos últimos cuatro años cuando el PSOE no fue la lista más votada.

Complicada ha sido esta legislatura, primero porque tenía la 'sensación' de no contar con el respaldo de la Ejecutiva federal, pese a haber tenido la habilidad de conservar una de las alcaldías más importantes del país; y, segundo, por la complejidad a llegar a acuerdos con los grupos que le apoyaban en el Gobierno, CHA e IU. El socialista tuvo que ver incluso cómo uno de sus ediles, Raúl Ariza (IU), asistía a una manifestación de trabajadores de la empresa concesionaria de parques y jardines de Zaragoza, en la que se pedía precisamente su dimisión.Presume de gestión municipal...

De su gestión municipal, la Expo 2008 y el tranvía de la ciudad constituyen su principal legado y su principal quebradero de cabeza.

En rueda de prensa se sintió orgulloso de ambos proyectos asegurando que "en estos once años de alcalde, entre lo que me siento más orgulloso es de la Expo 2008", que supuso 2.200 millones de euros de inversiones en la ciudad y la renovación total de la ciudad, además del crecimiento de equipamientos públicos.

"Nunca hemos recortado el gasto social, que era imprescindible en el último periodo y también estoy satisfecho de los nuevos equipamientos relacionados con las tecnologías, que suponen un paso de modernidad fundamental".

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, le sugirió que citara al tranvía y Belloch enfatizó entonces que "también, por descontado" para sentenciar que "hemos hecho lo que dijimos que íbamos a hacer".... pero el resto de partidos no lo ve así

Pero el resto de partidos y algunos ciudadanos no lo ven así y denuncian el 'agujero económico' que deja en las arcas de la ciudad el alcalde socialista.

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, indicó este jueves que respeta la decisión de Belloch, si bien ha advertido de que el balance de su gobierno "lo hicieron los ciudadanos" en las elecciones municipales de 2011.

La valoración de su gestión al frente del consistorio "la harán los ciudadanos" y, de hecho, "la han ido haciendo" los zaragozanos y lo hicieron en los últimos comicios. Al respecto, ha apuntado que Belloch "en 2007 sacó 13 concejales y en 2011, diez".

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Eloy Suárez aseguró que Belloch,"de poder haberse retirado como el alcalde de la Expo, se retira como el alcalde del tripartito y con un agujero económico, que tardaremos en reponernos".

Suárez declaró que la decisión de Belloch "es una especie de reconocimiento a una moción de censura que le hace el partido y su grupo municipal" y después de que en las elecciones municipales de 2011 "fuera castigado por las urnas".

Suárez confía en que durante los meses que restan hasta que se convoquen las elecciones municipales "los servicios públicos se presten con calidad y haya un intento de hacer un presupuesto (el de 2015) porque su obligación, la de Belloch, es pilotar el Gobierno de Zaragoza hasta el final".

Al respecto, ha precisado que "no puede ser que haya una lucha de poder interna, ni dejación de funciones, ni vacío de poder".

Por su parte, el Comité Local del Partido Aragonés (PAR) en Zaragoza reconoció la trayectoria del alcalde, si bien lamentó que en esta última legislatura "se haya alejado de los consensos y haya generado multitud de conflictos", provocando "un escenario de división ciudadana".

Desde IU, su portavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento, José Manuel Alonso comentó que el alcalde pasará a la historia como el "avalista y el hacedor de grandes proyectos, que tienen su trascendencia, también hay elementos negativos".

Alonso criticó que Belloch "no se ha caracterizado ni por su cercanía a la gente, ni por su implicación con proyectos sociales que tratasen de buscar la salida a esta crisis". A su entender, el "máximo acierto de Belloch ha sido abandonar los grandes proyectos, pero no ha gestionado bien el día a día"."Falta de transparencia"

Desde el grupo popular señalan que en su día el partido denunció la mala gestión y la "falta de transparencia" a la hora de rendir cuentas un año después sobre la Expo.

"No se cubrieron las expectativas y, desde luego, a Zaragoza no se le puso en el lugar que le corresponde mediáticamente hablando o cuando hablamos de turismo. Las cifras de visitantes fueron fundamentalmente de Aragón. El pretendido éxito de poner la ciudad en el mundo no se ha conseguido y a nuestro juicio es uno de los errores más graves que se han cometido en lo que fue vender esta ciudad y esta Comunidad. Era la oportunidad histórica que tenía Aragón para que nos conocieran en todo el mundo y esto no se ha logrado", señaló el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Eloy Suárez.Un tranvía para Zaragoza

En 1976 cerró el último tranvía de España, la línea 11 de Zaragoza. Desde el 19 de marzo, Zaragoza cuenta con una línea de tranvía, inaugurada en dos fases, que están siendo fiscalizadas este año por el Tribunal de Cuentas.

Según el Ayuntamiento de Zaragoza, el proyecto ha costado 350 millones de euros,aunque ya apuntan que será el doble, y recorre 12,8 kilómetros. Un 20% de participación está en manos del Ayuntamiento con la empresa SEM-Tranvías de Zaragoza y el resto del proyecto lo ganó en concurso la sociedad 'Traza' (que engloba empresas como Caf, Tuzsa, FCC, Acciona, Ibercaja y Concessia).

El grupo popular informó a los ciudadanos que Zaragoza "no necesita tranvía en estos momentos y que causaría un excesivo gasto que no podríamos pagar".

Como si fueran videntes, dicho y hecho. En 2009, el Ayuntamiento muestra su presupuesto total en transporte que asciende a 28.946.026 euros, sin contar los 355 millones, estimados por el consistorio, del tranvía. A esto se le debe de sumar la cantidad de 5,5 millones en 24 nuevos autobuses que puso el Ayuntamiento y una inversión en el Centro de Control de Tráfico (2,5 millones). En total el gasto en transporte en 2009 sin contar el tranvía salió por unos 35 millones de euros.

Finalmente, y según el Partido Popular, el coste del tranvía ha salido a las arcas autonómicas por el doble de los estipulado. "160 millones son la parte que tiene que poner el Ayuntamiento al proyecto, más la cantidad que debe a la concesionaria", explicó su portavoz Eloy Suárez.Las obras en los tribunales

Las obras del tranvía siguen bajo sospecha. El Juzgado nº 11 de Instrucción de Zaragoza tiene abierta la causa por seis posibles delitos, entre ellos estafa, apropiación indebida, malversación de caudales públicos e investigan el suministro de material relacionado.

"Utilizar intermediarios cuando pueden pedir directamente los materiales al proveedor, como granito o de otro tipo, claro que cuestan más y nos parece mal", afirman desde la oposición.

Ahora en Portada 

Comentarios