Feijóo descarta ser secretario general de Rajoy porque no ve "compatibles" sus tareas en Galicia con el cargo en Madrid

Feijóo descarta ser secretario general de Rajoy porque no ve "compatibles" sus tareas en Galicia con el cargo en Madrid

Defiende, con "absoluta lealtad" a Rajoy, el "respeto a la libertad de opiniones" en el PP: "Incluso de un miembro tan importante como Aznar"

Evita dar "consejos" a Iglesias porque ya hay "mucha gente que lo hace, empezando por Errejón" y no se ve "discutiendo en Twitter" con Rajoy

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha descartado como posible número dos de Mariano Rajoy al frente de la Secretaría General del PP tras el Congreso Nacional que se celebrará en Madrid en febrero, ya que considera que, en su caso, las "tareas" que realiza en Galicia "no son compatibles" con este cargo en Madrid.

"Soy el presidente del partido en Galicia y soy el presidente de la Xunta en Galicia, y creo que esas dos tareas no son compatibles con un trabajo tan intenso como es ser secretario general de mi partido", ha defendido, en una entrevista con Europa Press, el líder del PPdeG, quien cree que es "el presidente" el que debe decidir su secretario general.

Sobre la continuidad de María Dolores de Cospedal en el cargo, dado que también es ministra de Defensa, ha replicado que él también tuvo un secretario general (Alfonso Rueda) que estuvo en el Gobierno "mucho tiempo" y ha añadido que ahora hay otro dirigente en el cargo (Miguel Tellado) que no es conselleiro, por lo que ve "perfectamente válidos" ambos modelos.

Además, ha defendido con contundencia el papel de Cospedal en el PP "en momentos de extraordinaria dificultad". "Cualquier persona que tenga un mínimo de sensatez tiene que estar agradecido a lo que ha hecho María Dolores. ¿Qué puede hacer? Lo desconozco. Cualquiera de las dos fórmulas son válidas, le corresponde la decisión al presidente", ha subrayado.

En cuanto al debate sobre primarias de elección directa, que piden algunos dirigentes del PP, y tras la presentación del modelo de 'doble vuelta' para la designación de líder, ha esgrimido que en su partido "hay democracia interna" y ha rechazado mirar a Podemos para "copiar modelos".

"Los Estatutos del PP, los actuales y los que salgan van a permitir que si alguien se quiere presentar, pueda hacerlo", ha garantizado, antes de rememorar el cónclave gallego de 2006, cuando él sucedió a Manuel Fraga tras enfrentarse a varios rivales. "Soy testigo presencial y personal de que en el PP si hay varios candidatos, la militancia decide", ha señalado.

MANDATOS Y SISTEMA ELECTORAL

Feijóo solo contempla que se regule un límite de mandatos si hay una "elección directa del presidente de la comunidad, del Gobierno o un alcalde", pero no le ve sentido con el actual sistema. "O modificamos la ley electoral para elegir directamente al presidente de la comunidad, del Gobierno o al alcalde o el límite de mandatos me parece contradictorio con el sistema que tenemos", ha resumido.

De hecho, ha añadido que, con el actual sistema, tiene incluso "dudas" de que "sea legal", por "muchos pactos de que haya entre partidos". En todo caso, preguntado acerca de si él está a favor de la elección directa, ha ratificado que "sí" y que cada vez es "más partidario de poder elegir al alcalde" de esa manera.

"Creo que la persona que tenga más votos debe ser el alcalde de esa ciudad y que debemos plantear la lista más votada", ha defendido, al tiempo que, preguntado acerca de si contempla la misma tesis para comunidades y Gobierno central, ha replicado que "sí". A su juicio, para hacerlo basta con "modificar la ley electoral" y entiende que no es necesario tocar la Constitución.

Para las diputaciones sí ve "un sistema indirecto clarísimo". "Si es el gobierno de los pequeños municipios, lo lógico es que lo elijan los pequeños municipios", ha señalado, convencido de que las diputaciones deben avanzar hacia la atención a "ayuntamientos medianos y pequeños".

INCOMPATIBILIDADES Y "LIBERTAD DE OPINIONES"

Sobre regular incompatibilidades en el PP, ha subrayado que él considera que en política "un cargo en el partido y en el gobierno es lo máximo que puede tener". "Si estoy pidiendo a miembros del Gobierno que renuncien al acta en el Parlamento, comprenderá que estoy a favor", ha señalado, antes de matizar que, en todo caso, es su opinión personal.

"En mi partido se puede decir lo que se piensa, no me va a llamar nadie para decirme 'así no'", ha subrayado, en alusión a la polémica abierta en Podemos y al enfrentamiento entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón.

Precisamente, Feijóo ha rechazado dar "consejos" Iglesias, "el que lo sabe todo", al considerar que "ya tiene mucha gente que lo haga, empezando por Errejón". No sin antes sonreír ante un escenario que ve inverosímil, ha afirmado que él no se imagina discutiendo con Rajoy en Twitter. "No creo que sea el lugar adecuado para plantear un debate enriquecedor, me parece planteamiento mediático y bastante frívolo", ha reflexionado.

Ya en el seno del PP, considera que el expresidente José María Aznar ha dado "una explicación" sobre su decisión de abandonar la Presidencia de Honor del partido y ha asegurado que él no tiene "por qué desconfiar" de lo que plantea: "si quiere tener una fundación (FAES) fuera de la órbita del partido, lo lógico es que no la presida el presidente de honor del PP".

Dicho esto, ha añadido que ve "perfectamente compatible" la "lealtad" en el PP con "el respeto a la libertad de opiniones" de sus miembros, "incluso de uno tan importante como Aznar". "Yo tengo una absoluta lealtad a Rajoy, lo que no significa que, si hay militantes del partido con otras opiniones, no las puedan expresar", ha argumentado.

En la línea, preguntado acerca de si el PP debería impulsar contar con otra fundación, ha respondido que "no" lo sabe, pero sí ha subrayado que "el debate de ideas siempre es enriquecedor". A su juicio, un partido que quiere "ser el partido de las mayorías" debe "pensar, reflexionar y proponer".

CATALUÑA Y FINANCIACIÓN

En la entrevista con Europa Press, ha rechazado también la idea sugerida por el PSOE de que una reforma constitucional podría abrir la vía de solución frente a los planteamientos independentistas de Cataluña, y ha manifestado que cualquier modificación de este tipo "tiene que tener un objetivo y hay que saber cómo acaba".

"De otra manera sería un ejercicio, probablemente de buena fe, pero de enorme frivolidad política y de unas consecuencias que creo que mucha gente en el PSOE no aceptaría", ha manifestado Feijóo, quien ha constatado los avances en la ponencia territorial que, junto a otros dirigentes del partido, prepara para el congreso del PP en febrero.

Según ha explicado, la ponencia está "muy avanzada", tanto en asuntos ligados a los "sectores económicos, industriales, de fiscalidad y financiación, como a la organización territorial del Estado". "Hemos tenido reunión en Madrid, en Barcelona y la próxima será en Santiago, yo creo que a mediados de enero", ha avanzado.

En relación a la financiación autonómica y si estaría dispuesto a aceptar algún guiño a Cataluña, se ha reafirmado en la defensa de una propuesta para "un país conformado por un conjunto de ciudadanos libres e iguales". También ha reiterado que la financiación "no es un problema ideológico", una cuestión "identitaria" o un método para "resolver planteamientos de autodeterminación".

¿SU LEGADO? CONTESTARÁ EN 2020

"Los catalanes tienen que tener una financiación adecuada a sus servicios, igual que la tienen que tener los valencianos, los andaluces y los gallegos. De eso vamos a hablar: no de territorios sino de personas", ha zanjado Feijóo, quien evita hablar de cuál quiere que sea su legado como dirigente autonómico y se reafirma en su compromiso de presidir Galicia "hasta 2020".

"En 2020 contestaré esa pregunta porque lo que estoy haciendo es empezar. Lo demás es un balance ya cerrado, estamos empezando un curso interesantísimo para mí que será el curso de la graduación. La nota me la darán los gallegos, pero intentaré no defraudar", ha zanjado.

Ahora en portada

Comentarios