Miércoles, 16.10.2019 - 08:53 h

Cómo fue la vida de El Cid Campeador

Rodrigo Díaz fue un caballero español que defendió a castellanos y musulmanes y sitió Valencia

El Cid Campeador está considerado como uno de los grandes héroes de España. Este caballero burgalés ayudó a los reyes castellanos y también a los musulmanes establecidos en Zaragoza. Llegó a sitiar la ciudad de Valencia para convertirla en una zona independiente del dominio monárquico. En este practicograma te explicamos cómo fue la vida de El Cid.

1 Nació a mediados del siglo XI en Burgos.

Rodrigo Díaz nació a mediados del siglo XI en el pueblo de Vivar, muy cerca de Burgos. Siendo muy joven sirvió al infante Sancho, futuro rey Sancho II de Castilla y fue instruido en el manejo de las armas. También sabía leer y escribir, algo muy raro para su época.

Ayudó a Sancho en las batallas que lo enfrentaron con sus hermanos Alfonso VI y García, rey de Galicia, por unificar el reino que su padre les había dejado divido. Por ello ganó el sobrenombre de Campeador, es decir, guerrero en batallas a campo abierto.

2 Ayudó a Sancho II y a su hermano Alfonso VI.

Aunque en un principio Alfonso VI fue capturado y Sancho se convirtió en Sancho II de León, este fue asesinado y Alfonso VI recuperó el trono de León y el de Castilla.

La relaciones entre Alfonso VI y Rodrigo Díaz empeoraron cuando El Cid obligó al rey a jurar en Santa Gadea de Burgos que no había tomado parte en la muerte de su hermano Sancho. Esto molestó mucho a don Alfonso VI pero aún así le concedió la mano de su sobrina doña Jimena.

3 Entró en Toledo y el rey lo desterró por deslealtad.

En 1081 Rodrigo Díaz entró en el reino de Toledo y el rey, descontento con esta acción, pues ponía en peligro las relaciones con el gobernador toledano, lo desterró por deslealtad.

4 Se puso al servicio de los reyes musulmanes de Zaragoza.

Rodrigo Díaz de Vivar marchó a buscar a un nuevo señor. Junto a sus vasallos, se hizo guerrero del rey de Zaragoza, el musulmán Al-Muqtadir y su hijo Al-Mutamán.

Tras vencer en varias batallas a su servicio, Rodrigo vuelve a Zaragoza al grito de 'sidi sidi', mi señor, en árabe andalusí, que derivó en 'El Cid'.

5 Se convirtió en héroe del Levante español.

El avance de los almorávides obligó a Alfonso VI a pedir ayuda a todos sus señores y a perdonar a Rodrigo Díaz de Vivar dotándole de importantes dominios en Castilla.

El Cid cumplió la misión que le encomendaron. Protegió tierras valencianas e hizo que los reyes musulmanes de Albarracín y Valencia pagaran tributo a Castilla.

6 El Cid se independizó de todos los reyes.

En 1088 no llegó a reunirse con el rey para ayudarle a proteger la fortaleza de Aledo, en Murcia, de un nuevo ataque musulmán. Alfonso VI, resentido lo despojó de todos sus privilegios y lo obligó a exiliarse otra vez.

A partir de entonces, El Cid decidió que todas sus acciones en Levante serían por voluntad propia y no al servicio de nadie. Protegió la ciudad de Valencia y así se convirtió en el hombre más poderoso de la zona oriental de la península ibérica.

7 Conquistó Valencia y murió allí en 1099.

El Cid decide conquistar la ciudad de Valencia para establecer un señorío hereditario que no estuviera sometido a ningún rey. En verano de 1093 empieza a sitiar la ciudad hasta que lo consigue en 1094.

Rodrigo Díaz de Vivar se instaló definitivamente en Valencia y allí murió entre mayo y julio de 1099.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios