Jueves, 19.10.2017 - 22:42 h

El hipofraccionamiento permite acortar el tratamiento del cáncer de mama y próstata

El hipofraccionamiento permite aplicar mayores dosis de radiación y concentrarlas en menos sesiones, lo que ha permitido mejorar el abordje de algunos tumores como los de mama o próstata, según han destacado varios expertos durante un encuentro organizado por IMOncology Fundación.

En el caso del cáncer de mama, según ha explicado el jefe de Oncología Radioterápica del Institut Curie de París (Francia), Philip Poortmans, esta técnica ha reducido el tiempo de tratamiento de cinco a tres semanas, en comparación con la terapia convencional, y "está muy cerca el poder realizar tratamientos en una semana o menos".

Las candidatas para este tipo de tratamiento serían pacientes con cáncer de mama de bajo riesgo, a la que se les administraría una irradiación parcial de la mama en dosis únicas.

Y en el caso del cáncer de próstata, esta opción ha permitido reducir las sesiones pasando de 38 o 40 días de tratamiento con protocolos y técnicas convencionales a 28 o 15 sesiones, e incluso a 5 sesiones dependiendo de las características del tumor, de la edad del paciente y de la tecnología que se disponga.

"Ya se está empezando a administrar el tratamiento en sólo día", como explicó durante su intervención el director de la Fundación Champalimaud de Investigación Clínica en Portugal, Carlo Greco, en alusión al llamado hipofraccionamiento extremo.

Los especialistas asistentes a esta jornada han coincidido que progresivamente se van a ir ampliando las indicaciones a otras neoplasias como el cáncer de hígado, pulmón, recto y especialmente en pacientes con pocas metástasis (oligometástasis).

En el caso del cáncer de mama, según ha explicado el jefe de Oncología Radioterápica del Institut Curie de París (Francia), Philip Poortmans, esta técnica ha reducido el tiempo de tratamiento de cinco a tres semanas, en comparación con la terapia convencional, y "está muy cerca el poder realizar tratamientos en una semana o menos".

Las candidatas para este tipo de tratamiento serían pacientes con cáncer de mama de bajo riesgo, a la que se les administraría una irradiación parcial de la mama en dosis únicas.

Y en el caso del cáncer de próstata, esta opción ha permitido reducir las sesiones pasando de 38 o 40 días de tratamiento con protocolos y técnicas convencionales a 28 o 15 sesiones, e incluso a 5 sesiones dependiendo de las características del tumor, de la edad del paciente y de la tecnología que se disponga.

"Ya se está empezando a administrar el tratamiento en sólo día", como explicó durante su intervención el director de la Fundación Champalimaud de Investigación Clínica en Portugal, Carlo Greco, en alusión al llamado hipofraccionamiento extremo.

Los especialistas asistentes a esta jornada han coincidido que progresivamente se van a ir ampliando las indicaciones a otras neoplasias como el cáncer de hígado, pulmón, recto y especialmente en pacientes con pocas metástasis (oligometástasis).

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios