Jueves, 23.11.2017 - 14:26 h

El comité andaluz de ética deriva a la comisión nacional la petición de la técnica de hijos de tres padres

El Comité Coordinador de Ética de la Investigación Biomédica de Andalucía ha derivado a la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida la autorización para utilizar en España la técnica de donación de ooplasma en reproducción asistida, más conocida como de hijos de tres padres.

Esta petición fue solicitada por un equipo de especialistas de la clínica Margen de Granada, liderado por el doctor Jan Tesarik, según ha informado en una nota de empresa dicha clínica.

El pasado 30 de marzo, Jan Tesarik, investigador principal del proyecto, solicitó formalmente al Comité Coordinador de Ética de la Investigación Biomédica de Andalucía la autorización para utilizar esta técnica en España, tanto en los casos de enfermedad mitocondrial como en diferentes indicaciones relacionadas con anomalías del desarrollo embrionario precoz y la falta de implantación de embriones en el útero.

En su contestación, el comité andaluz restringía la posible autorización a su utilización clínica "sólo para prevenir la transmisión de enfermedades mitocondriales de la madre a los hijos", según ha informado la clínica. Siguiendo estas indicaciones, el doctor Tesarik reformuló la solicitud para aplicar esta técnica sólo en el caso de llevar a cabo la fecundación in vitro de parejas en las que la mujer tiene una enfermedad mitocondrial que podría transmitir a su descendencia.

Tras analizar la nueva solicitud, el comité contestó señalando que la autorización del uso de esta técnica correspondía a la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida. "Estamos preparando la documentación y esperamos presentarla en septiembre", ha explicado el doctor Jan Tesarik.

La técnica propuesta, muy similar a la que se utilizará en Reino Unido --país que ha autorizado recientemente su uso--, fue desarrollada por Tesarik y la doctora Carmen Mendoza en el año 2000 y publicada en la revista 'Human Reproduction'.

"Tenemos la oportunidad de que España lidere este campo de investigación, que no sólo daría solución a los problemas de parejas en las que la mujer tiene una enfermedad mitocondrial sino, también, a parejas con repetidos fracasos en reproducción asistida", ha explicado Tesarik, quien ha agregado que es posible que, detrás de estos fracasos, se esconda una enfermedad mitocondrial, todavía no detectada pero sí transmisible a la futura generación.

Este proyecto pretende buscar una posible anomalía del ADN mitocondrial en todos estos casos para "prevenir enfermedades que podrían amenazar las futuras generaciones, aunque no detectadas en la actualidad".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios