El negocio de convertir la casa en un plató: de 1.000 a 1.500 euros al día


La Información.com|
  • El alquiler de viviendas para rodajes de televisión, cine o publicidad se ha convertido en un atractivo negocio que cada día tiene más adeptos.

  • Con la crisis, el número de personas dispuestas a alquilar sus casas con este fin aumentó sustancialmente, ya que supone una generosa vía de ingresos.

Imagen de 'Julieta', un film de Pedro Almodóvar

Imagen de 'Julieta', un film de Pedro Almodóvar

Desde mansiones de infarto hasta pisos de barrio, cafeterías, tiendas ... en los últimos años el negocio del alquiler de viviendas para la grabación de anuncios, series, películas, y otras producciones ha visto un aumento en la oferta debido al gran rendimiento económico que los propietarios obtienen con ello.

Los dueños de los lugares en los que nuestros personajes favoritos viven sus aventuras pueden embolsarse entre 1.000 y 1.500 euros al día. Contando con que un anuncio dura de media dos días de rodaje y que existen series que pueden durar hasta tres años, el beneficio es más que atractivo.

Begoña Ramírez, directora de la agencia DiscoveryLocalizaciones, tiene claro que la crisis económica ha sido un importante aliciente para que la gente quiera alquilar sus viviendas para rodajes.

"Antes éramos nosotros quienes buscábamos casas y nos poníamos en contacto con los propietarios, ahora son ellos los que nos buscan y nos preguntan si hay rodajes interesados en sus casas", cuenta Ramírez, que añade que esta actividad "ha sacado de apuros a muchas familias y les ha ayudado a pagar hipotecas".

Mansión o casa convencional, todo es válido

En la mayoría de ocasiones los lugares donde se desarrollan estos rodajes son las residencias habituales de sus dueños, pero también pueden ser segundas residencias.

El tiempo de rodaje varía, aunque las jornadas suelen ser de 12 horas, de ocho de la mañana a ocho de la tarde. Cuando este se produce por las noches, el precio es más alto.

¿Cómo se busca el lugar perfecto? Las agencias reciben un dossier detallado por parte del director en el que este explica las características que precisa. En algunas ocasiones son necesarias remodelaciones estéticas del inmuebles como pueden ser el color de las paredes o el cambio de mobiliario, algo que no resulta ningún problema, ya que una vez terminado el rodaje, todo vuelve a estar como antes, a no ser que el propietario acabe contento con el cambio y decida negociar mantenerlo.

Las agencias especializadas en estos servicios cuentan con la contratación de un seguro que da solución a cualquier desperfecto que pudiera producirse durante el rodaje.

Rodajes que pagan las 'derramas' 

Cuando se trata de rodajes en viviendas con comunidad se suele entregar una carta donde se informa al resto de vecinos sobre del rodaje. Todo el mundo sale ganando. De hecho, "en muchas ocasiones las derramas se han pagado de lo que han ganado con los rodajes", cuenta Begoña.

Desde la agencia Discovery confirman que existen vecinos, como es el caso de las viviendas localizadas frente a la famosa Puerta del Sol en Madrid, que se ponen cada año en contacto con la agencia para ofrecerles los espacios exteriores de cara a la noche del 31 de diciembre para grabar desde allí los directos de las campanadas. 

Cada director tiene sus manías, señalan los expertos consultados."Almodóvar siempre busca casas con mucha personalidad, ya que el color y la luz tiene un gran peso en cada una de su obras.El suele ser muy especial en ese aspecto". Al final siempre hay una casa, tienda o portal idóneo para cada director.