Jueves, 18.10.2018 - 05:36 h
La condena se transforma en delito leve

Una empleada se libra de la cárcel tras robar 3.000 boletos de Lotería premiados

El Tribunal Supremo le rebaja la pena de seis meses de prisión a una multa ante la imposibilidad de concretar cuándo fueron sustraídos los décimos.

Administración de lotería
Imagen de una administración de lotería / LI

El Tribunal Supremo ha rebajado de seis meses de prisión a una multa de 1.500 euros la condena impuesta en octubre de 2017 a una empleada de una administración de lotería de Barcelona que entre febrero de 2008 y abril de 2009 se apoderó de un total de 3.173 boletos de lotería de diversos sorteos por un importe total de 33.488 euros.

El alto tribunal reconoce en su fallo un doble grado de rebaja por la atenuante de dilaciones indebidas porque el asunto tardó ocho años en llegar a juicio, según la sentencia publicada por Europa Press.

La pena impuesta se fijó por la Audiencia Provincial de Barcelona en seis meses ante la imposibilidad de concretar cada uno de los días en los que se fueron produciendo los apoderamientos de los décimos, lo que en derecho se denomina 'inconcreción fáctica'.

Así, y a partir del dato contrastado del importe de los boletos correspondientes a cada uno de los sorteos afectados por los robos (3, 6, 12 y 20 euros) se aplicó la interpretación más respetuosa con el principio 'pro reo' y se estableció que en ninguno de los actos la apropiación llegó a superar los 400 euros.

La condenada no rebasó por ello el importe para que la conducta fuera considerada falta (hoy transformada en delito leve), lo que conllevó una condena de seis meses de cárcel que ahora se rebaja hasta los dos meses y 15 días y se sustituye por multa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios