Sábado, 18.11.2017 - 13:35 h

Soraya Arnelas: "Antes estaba muy tensa queriendo ser buena madre, ahora ya disfruto"

Tras bautizar a su hija Manuela en su tierra junto a la familia, Soraya Arnelas vuelve al trabajo. Hablamos con la cantante en Momad, la Feria del Calzado, que estos días se celebra en Madrid. Feliz de haber tomado la decisión de convertirse en madre junto al modelo Miguel Ángel, no descarta ampliar pronto la familia.

Soraya Arnelas: "Antes estaba muy tensa queriendo ser buena madre, ahora ya disfruto"

CHANCE: Te vemos en la feria del calzado de la mano de Lumberjack cuéntanos qué tiene esta marca para que hayas decidido apostar por ella...

Soraya Arnelas: Bueno ya sabéis mi pasión por el mundo del zapato, hace unos años diseñé mi propia colección y este año soy la madrina de Lumberjack que es una firma que es italiana, es una firma que combina y tiene sobre todo y tiene muy en cuenta lo que es el tema de la naturaleza para hombres y mujeres que de lunes a viernes trabajan en ciudad pero que los fines de semana les gusta volver al campo sin perder el diseño y la calidad obviamente. A si que es una marca que me va muy a mí porque yo soy de Extremadura, vengo de la zona más rural, estoy muy concienciada con el tema de la naturaleza y eso es una cosa que tiene también Lumberjack. El cuidado y tener en cuenta el entorno de la naturaleza.

CH: ¿Qué preferencias tienes dentro del mundo del calzado?¿Te gastas mucho dinero en zapatos?

S.A: Pues mira, antes de la llegada de Manuela me gastaba algo más, ahora me guardo los ahorrillos para mi Manuela pero un buen zapato es importante obviamente porque viajo mucho, tengo que nadar bastante, bailo encima del escenario. Necesito zapatos que sean cómodos pero que a la vez tengan ese puntito diferente, que brillen, que tengan alguna cosita. Me encanta el mundo del calzado, tengo muchos zapatos. No es porque sea adicta a comprarlos sino porque los voy guardando, suelo invertir en zapatos buenos y esos zapatos duran mucho en el tiempo así es que me gusta mucho el diseño. Me gusta mucho llevar zapatos que lleven brillo, por ejemplo, o purpurinas.

CH: ¿A Manuela ya la estás vistiendo siguiendo las tendencias?

S.A: Con Manuela de momento tengo una cosa con ella y es que esté cómoda. Los primeros años de vida sobre todo con los pañales que están empezando a moverse que todavía no tienen control de los brazos , de las piernas* pues sobre todo el hecho de que estén cómodos y puedan estar flexibles con la ropa es lo más importante. Ahora mismo Manuela lleva bodies y pantaloncitos, algún vestido le he puesto este verano pero es importante que ella juegue y que se mueva. Que tenga movilidad, la ropa de los niños tiene que tener movilidad y conforme a los zapatos, que son casi de pura banalidad, es decir, los niños no andan le pongo zapatitos muy blanditos que tampoco le molesten para la movilidad de los pies pero vamos, este verano encima en la playa Manuela ha estado tocando arena más que otra cosa. Manuela de momento no.

CH: ¿Cómo habéis pasado el primer verano con ella?

S.A: Ha sido principalmente trabajar pero nos hemos escapado unos días, hemos estado en Conil con la familia y ha sido muy bonito ver ese primer encuentro de Manuela con la playa y con el mar. He cogido un poquito de sol que también tenía muchas ganas de relajarme, de no tener que estar pensando en nada más que no sea disfrutar, de comer bien. Han sido muy pocos días, han sido tres días y medio solamente pero me han servido para reponer las pilas. Ahora toca la vuelta al cole, Manuela vuelve otra vez a la guarde y los demás a trabajar , toca ponerse en activo de nuevo.

CH: ¿Qué proyectos tienes para este inicio de curso?

S.A: Ahora presento la película que os comenté hace ya tiempo que era la de la bola dorada que había grabado, se estrena en el mes de octubre en un festival en Valencia de cine para niños y va a estar luego en cines. Estoy preparando nuevo álbum, estoy componiendo, estoy dándole forma un poco, obviamente va a ser un álbum mucho más natural, con temas más en español, que era lo que quería, volver al español y habrá algún tema, obviamente, para Manuela. Quiero contar todo lo que me ha pasado en este tiempo, desde la llegada y antes de Manuela. Tengo mucho que contar, así que...

CH: ¿Qué os ha dejado el bautizo tan bonito que vimos?

S.A: Fue un poco de ensueño. Tenía muchas ganas de celebrarlo en mi tierra, en el campo, con la familia y fue un día en el que, sobre todo, los que somos los anfitriones no solemos disfrutar demasiado porque estamos pendientes de que todo el mundo esté contento, pero vi a toda la gente disfrutar mucho, sobre todo también con la comida, hicimos un menú que era extremeño-portugués y andaluz, la naturaleza se decoró con toques bohemios, con atrapasueños, con mantas en el sueño, aprovechamos mucho el entorno. Sobre todo le pedimos a los invitados que no fueran de fiesta, sino que fueran con ropa cómoda, como quisieran, pero, sobre todo, que vinieran a disfrutar y Manuela se comportó como una campeona.

CH: ¿Es buena?

S.A: Muy buena, muy nerviosa, muy activa. Mi padre dice que eso es que va a ser una niña inteligente, o eso espero, o por lo menos que sea una niña que le interese aprender. Es muy activa, pero es muy buena, se porta muy bien. Activa como todos los niños, está claro. Estoy cada vez más encantada, porque creo que ya nos comunicamos.

CH: Asumiendo ya el cambio de vida...

S.A: No me queda otra. De esto ya no hay vuelta atrás, está claro. Ahora lo único que toca es relajarse, porque al principio estaba muy tensa, obviamente, queriendo ser muy buena madre, pero ahora ya disfruto, ya disfruto incluso solamente de mirarla, de ver cómo se entretiene, cómo intenta ya ponerse a gatas. Es tan bonito.

CH: ¿Habrá más entonces?

S.A: Sí, por supuesto que va a haber más. Si Dios quiere, claro, por mi parte, yo quiero tener más niños, me gustaría tener dos o tres. Yo soy hija única y no me gustaría que Manuela se quedara solita. Me gustaría tener una casa rodeada de familia, de niños, de animales y digamos que es un poco el sueño de mi vida.

CH: Una boda ya has dicho que no...

S.A: No y aparte el día del bautizo me puse muy nerviosa. En la iglesia me puse nerviosa pensando que podría ser mi boda. Me dio un poco de repelús, la verdad. No me gusta ser el centro de atención, porque ya en mi trabajo soy el centro de atención y en mi vida me gusta estar en un segundo plano. Una boda me parece demasiado estrés, yo ya no quiero más "estreses" en mi vida.

CH: Pero te ves envejeciendo al lado de Miguel Ángel...

S.A: Absolutamente. Siempre me he visto, si no, no hubiera dado el paso de ser madre con él. Un niño te une, es el mayor contrato que tiene una pareja. No hace falta un casamiento o firmar papeles. Un niño es ese "link" que ya no se rompe nunca más. Yo es que con Miguel Ángel, digamos, ya me planté hace tiempo, me planté porque es un hombre bueno, es un hombre muy cuidadoso, me ayuda muchísimo con todo, entiende muy bien mi profesión y es muy importante. Yo obviamente amo mi profesión y que me entiendan y sepan valorarla también ayuda mucho. Todo lo que te voy a decir son cosas buenas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios