Martes, 21.11.2017 - 07:44 h

El profesor de Derecho Internacional Philippe Sands: "Por supuesto tiene que haber referéndum"

"La historia enseña que cuando crece la polarización, también crecen los riesgos"

El profesor de Derecho Internacional Philippe Sands: "Por supuesto tiene que haber referéndum"

El profesor de Derecho Internacional en el University College de Londres, abogado y escritor londinense Philippe Sands ha asegurado este viernes sobre la convocatoria de un referéndum independentista el 1 de octubre: "Por supuesto tiene que haber referéndum", y ha dicho que nadie puede evitar que un pueblo use su derecho a la libertad de expresión.

En rueda de prensa este viernes para presentar su ensayo 'Calle Este-Oeste' (Anagrama), el abogado ha defendido que cualquier pueblo "tiene el derecho a la libertad de expresión sin duda y sin vacilación", pero ha alertado que otra cosa son las consecuencias de esa libertad de expresión.

Casado con una española, el abogado ha lamentado que los que defienden el referéndum tienen cada vez más rabia a las decisiones del Gobierno, mientras que los que se oponen a éste, cada vez sienten más rabia de que quienes lo apoyan lleven adelante el referéndum pese a las instrucciones del Gobierno: "Hay una creciente polarización a ambos lados, y la historia enseña que cuando crece la polarización, también crecen los riesgos".

El autor ha citado que es muy curioso que la presentación de su novela coincida con lo que está sucediendo en Barcelona, donde "pasa lo mismo que pasó en Lviv en 1918: una lucha entre grupos para decidir a qué país debía pertenecer la ciudad", ha dicho sobre las páginas de su ensayo, que versan sobre la ciudad polaca que actualmente forma parte de Ucrania.

"UN BAÑO DE SANGRE"

El autor ha recordado que la historia acabó muy mal, "con un baño de sangre", y lo que uno aprende de la historia es que si uno no va con cuidado se puede perder el control, y que una cosa lleva a la otra, y antes de darte cuenta de dónde estás, estás en una guerra civil, ha alertado.

El libro, con tintes detectivescos y de thriller judicial, es un relato histórico sobre el Holocausto y los ideales de unos hombres que luchan por un mundo mejor, a la vez que es una meditación sobre la barbarie, la culpa y el deseo de justicia, y también sobre los silencios de quienes lo atravesaron.

A su juicio, la mayoría de la gente que ha pasado por un trauma "sigue el camino del silencio" ya sea por protección, vergüenza o dolor, como lo que ha habido en su familia, que nunca ha abordado el problema.

Sands revisita la historia de su abuelo materno en Lviv y la entreteje con la peripecia de dos abogados judíos y un acusado alemán en el juicio de Nüremberg, cuyas vidas confluyen en esa ciudad invadida por los nazis, dando como resultado la historia de cuatro hombres en Segunda Guerra Mundial: "El libro tiene como corazón la identidad".

"Igual que lo que sucede en Catalunya, va de la identidad", ha sintetizado el abogado, que también incide en este ensayo en temas universales que afectan del mismo modo a polacos, judíos y yugoslavos, por ejemplo.

El ensayo también pone sobre la mesa cómo se alumbran en los juicios de Nüremberg las palabras 'crímenes contra la humanidad' y 'genocidio' y sobre las diferentes vertientes de estos términos, pero también incluye toda una relectura familiar que incluso llevó al autor a practicar unas pruebas genéticas de ADN.

Ahora en portada

Comentarios