Miércoles, 29.01.2020 - 19:25 h

Un amplio abanico de propuestas en la apertura de MFSHOW

MFSHOW Woman, la pasarela alternativa de Madrid, ha subido hoy el telón con un variado mosaico de propuestas para la próxima temporada: el barroquismo de Jorge Acuña, la elegante sencillez de Lemoniez o el estilo "deportivo-chic" de Adela Gil.

Madrid, 9 sep.- MFSHOW Woman, la pasarela alternativa de Madrid, ha subido hoy el telón con un variado mosaico de propuestas para la próxima temporada: el barroquismo de Jorge Acuña, la elegante sencillez de Lemoniez o el estilo "deportivo-chic" de Adela Gil.

Acuña ha tomado como punto de partida para su colección a las primeras damas, y la dicotomía entre estas mujeres "icono y esposas de sonrisas fingidas" frente a "la mujer real que se esconde detrás", ha señalado en declaraciones a Efe Estilo.

Una colección de vestidos barrocos, con un toque "kitsch" y en la que majestuosos lazos "oversize", plumas y volantes han sido los protagonistas indiscutibles de una propuesta que ha teñido la pasarela de vivos y chillones colores -magenta, verde esmeralda, azul "klein" y rojo bermellón-, pero también para la sensualidad de un amarillo bebé y un rosa empolvado.

"Es la imagen de Jackie Kennedy pasada por el siglo XXI", ha resumido en declaraciones a Efe Estilo el diseñador, quien ha recordado cómo Andy Warhol retrató a la mujer del presidente estadounidense en una imagen pop-art.

Estilismo acompañado de sombreros "pillbox", guantes blancos y bailarinas con brillantina ha subido a la pasarela para imprimir a la colección un aire de recepción de Estado "en clave contemporánea", vertebrada en torno a los volúmenes.

Más pegado a la tierra y con connotaciones deportivas ha estado el desfile de la diseñadora canaria Aurelia Gil, que ha estructurado su propuesta en torno a las texturas y el colorido de las "pinturas impresionistas" y las postales japonesas.

Toques deportivos para el día a día en una combinación de materiales como el denim con texturas nobles como la seda, en prendas tan cotidianas como el mono, la faldas y las camisas, que se alegran con "prints" de motivos naturales.

La silueta dominante mezcla la talla "oversize" y el volumen con las cinturas ajustadas y de talle alto. Monos en denim estampado con manchas de lejía, como si de "una bata de pintor se tratara", piezas de punto azul celeste, minifaldas con cremallera delantera y "leggings" han protagonizado las propuestas de esta diseñadora canaria.

"Esta es la primera vez que desfilo en Madrid y estoy muy nerviosa pero con ganas", ha señalado en declaraciones a Efe Estilo la diseñadora.

Inspirándose en la luz diurna y en los cabarets de La Habana de 1948, Cristina Piña ha creado una colección alegre, brillante y sofisticada, aderezada con el sombrero guano.

El desfile ha comenzado con una serie de prendas blancas confeccionadas en lino, entre las que han sobresalido la guayabera y el vestido, "prendas cómodas y practicas, esenciales para el próximo verano", ha puntualizado la diseñadora.

Una versionada bata cubana con sus vaporosos volantes y los hombros al descubierto ha cedido el paso a prendas más sofisticadas que invitaban a bailar en el famoso cabaret Tropicana.

Vestidos largos con pedrería y sofisticados pliegues se adornaban en unas ocasiones con coquetos cinturones dorados y en otras, con sutiles cintas marrones que imitaban la hoja del tabaco de los afamados puros cubanos, realizados por el creador Assaad Awad.

Aunque el blanco ha sido el hilo conductor de esta colección, el melocotón y el agua marina, junto con los tonos tropicales, el dorado y el plateado han estado presentes. "Son colores que están en el alma de La Habana y también en sus suelos hidráulicos", ha comentado.

Con más de veinte años de experiencia en la moda, Ulises Mérida ha presentado su segunda colección en solitario, "una serie de prendas livianas, frescas y etéreas con formas simples.

"Me gusta esculpir las prendas sobre el maniquí. El modelaje es el proceso principal de la colección", ha explicado este diseñador, que se ha encargado de cerrar la primera jornada.

Delicados drapeados y sutiles volantes dan vida a vestidos sin apenas cortes y coloreados en tonos neutros, prendas que van evolucionando sin perder la esencia de su marca y que contrastan con una pieza tejida en cinta de raso que recuerda a las algas del mar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING