Martes, 10.12.2019 - 22:34 h
Pasará a disposición judicial

Tres meses sin Dana: de su falsa fuga a la búsqueda de restos en casa de Sergio

El novio de la mujer que desapareció el pasado 12 de junio insiste en que es inocente. Los agentes siguen buscando pistas que indiquen lo contrario. 

Registran la casa del novio de Dana
Registran la casa del novio de Dana / EFE

El hallazgo de un hueso humano en Arenas (Málaga) desencadenó el pasado jueves la detención de Sergio R., el novio de Dana Leonte, la mujer de la que nada se sabe desde el pasado 12 de junio. Ahora, su hermano ha asegurado al "100% que el fémur encontrado es de ella". El ya arrestado llegó a comentarle a su abogado que puede ser una trampa de la Guardia Civil. Es el principal sospechoso de una desaparición que él mismo denunció y justificó asegurando que su novia había huido a Rumanía por una deuda con un prestamista. Los que la conocen no le podían creer. "Dana nunca se habría ido sin su hija".

Mientras los agentes de criminalística de la Guardia Civil peinan centímetro a centímetro la casa en la que vivían en busca de una pista que apunte a la culpabiliad de Sergio -manchas de sangre, restos biológicos-, Florín Leonte, hermano de Dana, se refiere a el como "asesino" y "cobarde". Desde el primer día aseguraba que no creía lo que decía porque Dana nunca se iba sin su hija. Relata ante las cámaras de Antena 3 como en alguna ocasión que la pareja había discutido y Dana se había ido a casa de una amiga "se llevaba a la niña". Ahora se muestra confiado en que los agentes logren encontrar la última prueba y "vaya donde no pega mucho el sol". Pero no es la única duda que pone sobre la mesa. "¿Tiene cómplices?".

Registro de la vivienda del detenido por la desaparición de Dana
Así registran la vivienda de Sergio, el novio de Dana

Ingrid, amiga de Dana, piensa como Florín. Tampoco se creía la desaparición voluntaria que apuntaba al por ahora único detenido por la desaparición de la mujer. En su día lo justificó asegurando que Dana venía tiempo diciéndole que se iba a marchar, agobiada por esa deuda que tenía de 12.000 euros con un prestamista y la situación "un poco hostil" que afrontaba "presionada por estos proveedores" a los que debía dinero.

La también compañera de trabajo de Dana en la cafetería que habían abierto en Vélez-Málaga ha descrito en 'Espejo Público' cómo fue el último día que la vio. "Por la tarde se fue a hacer compras para el bar". Y continúa: "Hablamos por teléfono hasta pasadas las siete de la tarde y hasta las ocho a través de mensajes". Y asegura que esa misma noche, sobre las once, "vino Sergio con la pequeña en brazos para preguntar si sabía dónde estaba Dana".

El detenido sigue sin colaborar y mantiene su inocencia. Esposado y sin poder entrar en su casa, asiste desde el exterior a los registros que se están llevando a cabo en la vivienda que días después de desaparecer Dana limpió con lejía  y en la que llegó a pintar una pared. La respuesta que dio al principio: "Para acabar con las hormigas". 

Florín Leonte, hermano de Dana
Florín Leonte, hermano de Dana / EFE

Ahora, a través de su abogado, Juan Moreno, se ha sabido que limpió con lejía porque iba a recibir una visita de Servicios Sociales para ver el estado de la bebé y subraya que la limpieza se produjo "pasados diez días" de la desaparición. Justifica el uso de lejía con que es el producto que utiliza, "como muchas familias", para desinfectar la vivienda, dado que tiene perros que salen al exterior y "ensucian la casa".

Tras denunciar la desaparición de Dana, desde los Servicios Sociales se interesaron por conocer el estado de la hija de ambos, que entonces tenía siete meses, y le comunicaron que iban a inspeccionar el domicilio para ver la situación en la que estaba la vivienda, motivo por el que limpió la casa, según ha relatado. "Quería que estuviese presentable para cuando vinieran los Servicios Sociales", ha indicado el letrado, que ha añadido que la pared de la vivienda "no fue pintada completamente ni mucho menos", sino que pintó los bajos que estaban "manchados de las rozaduras de los perros".

En cuanto al relato de hechos del día de la desaparición Sergio relata que a las 16:00 horas Dana se dirige al domicilio y a las 18:00 horas "constata que había habido un robo, llama a mi cliente y viene sobre las 19:00 horas, comprueba que han robado, llama a la Guardia Civil", que se persona en el lugar. Asimismo, ha indicado que él sale detrás de la Guardia Civil de la casa y "va a un polígono industrial donde su cuñado tiene una tienda", apuntando que a las 22:00 horas va a recoger a su hija que está con una cuidadora, luego va al restaurante para hacer caja, se traslada a casa y "a las 23:30 horas avisa informando de la desaparición y a las 00:00 se vuelve a personar la Guardia Civil para saber si Dana estaba o no".  "El espacio temporal que nos queda es de hora y media", un periodo de tiempo que Sergio asegura que estuvo en el polígono de Vélez y lugares adyacentes al domicilio de su hermana, lo que cree "perfectamente constatable" por los posicionamientos del teléfono móvil.

Precisamente la información del móvil es lo que precipitó también su detención . Dos días antes de que fuera esposado le fue requerido por la Guardia Civil, cuya señal localizaría cerca de la zona donde ha aparecido el fémur el mismo día que Dana desapareció. En esa zona es donde, cuadrante a cuadrante se sigue buscando cualquier pista para localizar el cuerpo de una mujer cuya desaparición solo parece entender su novio. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING