Martes, 10.12.2019 - 03:26 h
Misteriosa desaparición

El móvil, la lejía... indicios que convierten al novio de Dana en principal sospechoso

Sergio se puso en el punto de mira desde el principio. La joven fue vista por última vez en junio. Ahora su pareja ha sido arrestada. 

Detenido en Málaga la pareja sentimental de Dana Leonte
Detenido en Málaga la pareja sentimental de Dana Leonte / Guardia Civil

Casi desde el principio fue considerado el principal sospechoso. Ahora, 105 días después de la desaparición en Arenas (Málaga) de su pareja, ha sido detenido. El rastreo de su móvil y el hallazgo de unos restos óseos han acabado con Sergio Ruiz, el novio de Dana Leonte, esposado. Durante estos cuatro meses han sido varias las ocasiones en las que ha proclamado su inocencia. Y lo sigue haciendo. Ahora la Guardia Civil ha vuelto a entrar en su casa. Los investigadores buscan más pruebas. El fuerte olor a lejía que había días después de la desaparición se suma a los indicios que pueden ayudar a esclarecer el caso de esta mujer de 31 años de nacionalidad rumana que, según su pareja, se habría ido por una deuda con un prestamista dejando atrás a una hija de dos años. Los que la conocían no podían creérselo. 

Registro de la vivienda del detenido por la desaparición de Dana
Imágenes del registro de la vivienda

Mientras los agentes de la Guardia Civil peinan la zona donde ha aparecido un fémur con ADN de Dana buscando pistas que les lleven al paradero de su cuerpo, otros han vuelto a la casa que compartía la pareja tratando de encontrar indicios que les lleven a vincular a Sergio R.G. con la desaparición. Palmo a palmo, vuelven a peinar una vivienda que ya fue objeto de una exhaustiva investigación.

El fuerte olor a lejía que desprendía días después de que Dana fuera vista por última vez levantó las primeras sospechas. Sergio se defendió en aquel momento asegurando que la utilizaba siempre, junto al agua fuerte, para repeler a las hormigas. También tenía respuesta para las dos hogueras que había cerca de la casa y que los vecinos señalaron. Eran para impedir que las pulgas se acercaran a una vivienda que se encuentra muy cercana al campo abierto.

Sergio sospechaba que era sospechoso. Su abogado defensor, Juanjo Moreno, así lo ha reconocido ante los periodistas en la puerta de la vivienda. Ha admitido que preveían el arresto "por las actuaciones de la Guardia Civil". Y, sobre todo, por las últimas peticiones de diligencias, como la solicitud de la prueba de ADN "a la que se sometió de manera voluntaria" y la intervención de su teléfono móvil "hace un par de días".

Aunque para ellos el posicionamiento del móvil "es un dato de poca o ninguna relevancia al tener en cuenta que si lo da en este municipio es donde él realiza su vida", ha sido una de las piezas clave, junto con el fémur encontrado, para que ahora mismo sea el único detenido del caso.  

El rastro del teléfono puede ser clave para determinar la culpabilidad. Los datos que obtuvieran del día en el que desapareció la joven de 31 años pudieron marcar la zona en la que desde el pasado 18 de septiembre se centran los agentes ayudados por los perros adiestrados en la búsqueda de personas llegados desde Madrid hasta Málaga. Cerca aparecieron los restos humanos que fueron enviados al Instituto de Medicina Legal para su análisis. Su hermano confirmaba ayer que el fémur "es de Dana". 

Desde su desaparición, los agentes han realizado numerosas batidas por distintas ubicaciones de la comarca de la Axarquía, donde han buscado a la mujer de manera infructuosa. Miraron en caminos, en pozos, en zanjas, en senderos... Mientras, Sergio siempre ha mantenido su inocencia. Desde el primer momento aseguró que su pareja se había fugado a Rumanía por una deuda de 12.000 euros con un prestamista. El miércoles le dijo a su abogado que "ojalá apareciera ahora mismo por aquí". Sergio llegó a escribirle casi un mes después de su desaparición."¿No te da vergüenza todo lo que has liado?". Sin embargo, aunque el mensaje aparece como 'leído' en el móvil de Dana, nunca tuvieron contestación. 

Dana acababa de abrir una cafetería, pero atrás quedaban otros negocios frustrados. Sergio relató que, en esta ocasión, el hombre que le dejó el dinero le habría pedido un adelanto para sacar el coche del taller sin que su mujer se enterara de que le había dejado el dinero. Pero este motivo no convencía a los familiares y amigos de la joven. Dejar atrás a la niña de dos años "no es algo que haga Dana", decía su hermano.

En numerosas ocasiones aseguró que conocía muy bien a su hermana "y sabía que no se había ido, si hubiera querido irse a Rumanía habría cogido a la hija". La pequeña ahora pasará unos días con los servicios de Asuntos Sociales "hasta que un juez diga dónde va a ir la niña". Al respecto, Florín Leonte ha apuntado que "por el bien de la niña" espera que "la tengamos nosotros, que se vaya a Rumanía a olvidarse de todo esto". 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING